5 de marzo de 2024

Xóchitl Gálvez propone que formato para debates sea flexible; «suelen ser aburridos», dice

La precandidata de la coalición opositora Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez Ruiz, expresó su inconformidad con la decisión de que los tres debates presidenciales hayan sido programados en la Ciudad de México y que sólo dos de ellos sean obligatorios.

Entrevistada a su llegada a Campeche, la aspirante presidencial también propuso que el formato de esos debates sea más flexible, ya que se ha visto que ese tipo de ejercicios son aburridos para las audiencias.

“Todavía no veo el detalle, pero suelen ser bien aburridos, o sea, por eso yo quiero debates sin esas reglas tan estrictas, donde no puedes interrumpir, donde no puedes tomar más minutos. ‘Le quedan a usted cinco segundos para decir lo que piensa’, pues realmente no es un buen formato. Creo que los debates interesantes serían en los medios de comunicación”, subrayó.
Dijo que le extraña que solo dos debates sean obligatorios, “creo que deben ser obligatorios los tres debates. Me preocupa que todos los debates sean en la Ciudad de México, como si no existiera el sur del país, como si no existiera el norte del país. A mí me parece que los debates deberían de ser en el norte y en el sur del país y además en la Ciudad de México, pero por lo que vi los tres debates están puestos en la Ciudad de México y sólo dos son obligatorios”, lamentó.

Xóchitl Gálvez insistió en el reto que le lanzó a la precandidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum, para que esta misma semana debatan sobre los temas que más preocupan a los mexicanos, como la seguridad.

“Creo que sí es importante que los mexicanos vean a dos mujeres hablar sobre el tema de la seguridad, sobre el tema de la salud y sobre el tema de la corrupción. Yo creo que es importante que hablemos de los hijos del presidente, de sus negocios en los estados, justamente por acá tienen sus negocios con el Tren Maya, con las medicinas en Quintana Roo, y bueno yo la invito a que tengamos un debate.

“Puede ser en un programa de radio y frente a frente, hablar sin caretas. Que ella me diga lo que me tiene que decir y yo la cuestione. Por ejemplo, me encantaría preguntarle quién es la empresa constructora que está haciendo el tren en la Ciudad de México, porque hoy se cayó y yo tengo entendido que ella lo fue a supervisar en mayo de este año y pues se ve que no supervisa nada bien, o sea que pues hay mucho que debatir, me encantaría que aceptara”, remarcó.

Con información de: El Universal

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *