27 de mayo de 2024

Trasplantes de útero ¿una posibilidad en México?

Ciudad de México.- Ante la incertidumbre legal de los trasplantes de útero en México, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados ha prestado atención a los llamados de la comunidad de pacientes y académica para que se dé certidumbre legal a este tipo de procedimientos en nuestro país, pues se puede considerar como un tratamiento contra la infertilidad seguro para las mujeres que no tienen un útero funcional.

La lista de países que han llevado a cabo exitosamente este procedimiento incluye a Turquía, Suecia, Brasil, India, Estados Unidos, España, China, República Checa y Alemania. El éxito en los trasplantes de útero no solo se mide por la ausencia de rechazo del órgano y la aparición de la regla, sino que a estos dos elementos se les suma que se logre el embarazo y llegue a término.

El primer trasplante exitoso de útero se le atribuye al equipo sueco, liderado por el doctor Mats Brännström, y no al equipo de Arabia Saudita. Según la publicación médica británica The Lancet, el equipo de Brännström anunció en 2014 el primer nacimiento de un bebé después de un trasplante de útero, mientras que el útero trasplantado por el equipo de Arabia Saudita en el 2000 tuvo que ser retirado meses después y antes de lograrse un embarazo. Hasta el 24 de agosto de este año se tiene conocimiento de más de 50 bebés nacidos después de un trasplante de útero

Durante la conferencia magistral “Trasplante de útero en México”, realizado el 27 de octubre pasado, la investigadora de Ciencia Jurídica de la UNAM, María de Jesús Medina Arellano, indicó la importancia de reconocer el trasplante de útero y llevarlo a cabo con legalidad.

Señaló que se debe abogar no solo para que estás práctica sean legales, sino también para que se permita la colaboración entre los sectores público y privado; para ello, la ley debe ser integral, a fin de lograr el acceso de más personas a este procedimiento.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Salud, diputado Emmanuel Reyes Carmona (Morena), dijo que, en junio pasado, presentó una iniciativa sobre este tema para establecer los conceptos de reproducción asistida, técnicas y facultades de la Secretaría de Salud para la regulación y control sanitario de la reproducción asistida.

Con esta propuesta, agregó, “nos sumamos al debate y contribuimos a crear un marco legal al respecto”, pues resaltó la importancia de explorar los desafíos que enfrenta este tema en nuestro país y las oportunidades que ofrece, así como su discusión para establecer las leyes correspondientes.

Reyes Carmona destacó que el trasplante de útero es un tema que plantea desafíos y oportunidades significativas, desde una perspectiva médica, como ética y social. Por ello, destacó la necesidad de contar con un marco jurídico que representa un gran reto, pero también oportunidades para todas y todos.

Indicó que un aspecto relevante es contar con donantes para garantizar el trasplante y abonar en cuestiones éticas y legales relacionadas con la obtención de úteros, así como asegurar un proceso de trasplante seguro y plantear los riesgos médicos que esta acción implica.

Reconoció que son muchos los retos y las implicaciones que conlleva este tema; no obstante, también las oportunidades que brinda, ya que este procedimiento puede restaurar la fertilidad y la posibilidad de experimentar la maternidad en mujeres que de otra manera no podrían concebir.

El presidente de la Comisión de Salud del Consejo Coordinador Empresarial, Patrick Devlyn Porras, comentó que la salud no es la ausencia de enfermedad, es la procuración de la misma y cómo tener una vida más plena, llena de mayores niveles de bienestar.

Por ello, expresó su disposición para apoyar que esta iniciativa transite y lograr que este tipo de procedimiento sea, no solamente legal, sino que esté considerado dentro del sector público.

Miles de candidatas para trasplante de útero
El director general del Instituto Mexicano de Infertilidad, el doctor Luis Arturo Ruvalcaba Castellón, señaló que se ha hecho un entrenamiento de 10 años para llevar a cabo un trasplante de útero, el cual es un procedimiento de mucha ciencia quirúrgica y de microcirugía.

Resaltó que son muchas las pacientes que no tienen útero por una enfermedad genética, ginecológica u oncológica. También hay úteros que no funcionan, que están llenos de tumores, de miomas o de cicatrices dentro de la cavidad y esto hace que no puedan ser mamás. Por ello, dijo, son cientos de miles las candidatas para un trasplante útero.

Aclaró que hay riesgos quirúrgicos y “esto no es para que lo hagan inexpertos”. Destacó la importancia de realizar este procedimiento en México y posteriormente hacerlo de forma cotidiana. Asimismo, consideró que se puede promulgar que en el sector público o privado.

Vía telemática, el doctor César Palacios González destacó que la incapacidad para la reproducción y la gestación puede acarrear afectaciones sociales y psicológicas, pero las mujeres tienen derecho a un trasplante de útero, debido a que el Estado mexicano protege sus derechos reproductivos.

Por otra parte, aseguró que la redacción de la Ley General de Salud no es clara sobre la legalidad en materia de trasplante de útero, por lo que debería ser modificada para que se propicie certeza legal a las mujeres.

Con información de: CIMAC Noticias

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *