4 de marzo de 2024

Suspenden clases por violencia en la región sierra fronteriza de Chiapas 

Los docentes responsabilizaron a la Secretaría de Educación y a los tres niveles de gobierno de no garantizar las condiciones de seguridad, ante la presencia del crimen organizado.



Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Debido a conflictos internos, enfrentamientos, bloqueos, levantamientos y cobro de matrículas, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) anunció la suspensión de clases en los municipios de Honduras de la Sierra y El Porvenir, al considerar que no hay garantías de seguridad para estudiantes y maestros.

A través de un comunicado firmado por la CNTE y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de las Secciones 7 y 40, indicaron que ante el escenario de inseguridad que se ha generado en los últimos días en la región de la Sierra Madre, que conforman la municipios de Honduras de la Sierra, Siltepec, El porvenir, Motozintia de Mendoza y Mazapa de Madero, docentes de la zona escolar 132 con sede en Honduras de la Sierra, han decidido cancelar las clases hasta nuevo aviso.

Los docentes de la delegación D-1-331 indicaron que se suspenderán las clases en el nivel de educación primaria del sistema federal, “ante la situación crítica y ola de violencia que esta sucediendo en nuestra región.”

En el documento manifestaron que, “hacemos responsables a los tres niveles de gobierno y anteriores autoridades gubernamentales y educativas que en un principio presentamos, toda ves si intentan obligarnos y aplicarnos la ley como ellos dicen con sus artimañas que ya conocemos para trasladarnos a los diferentes centros de trabajo”.

“Sabemos que geográficamente nuestro municipio es el más lejano y tenemos que pasar por todos los lugares con diferentes conflictos internos”, agregaron.

Y, en el municipio de El Porvenir, los docentes que integran la delegación CT-119, han decidido cancelar clases, porque “no existen las condiciones adecuadas para presentarnos a los centros de trabajo ya que ponemos en riesgo nuestras vidas”.

Los maestros responsabilizaron a la Secretaría de Educación y a las autoridades del estado, “por los daños ocasionados hacia nuestros compañeros, trabajadores de la educación, alumnos y sociedad en general”.

Los docentes indicaron que sostendrán una reunión de trabajo para trazar estrategias de un plan de trabajo que garantice la educación de sus estudiantes.

Mientras tanto, en Frontera Comalapa se estima que más de tres mil estudiantes se encuentran sin clases por la presencia del crimen organizado.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *