1 de marzo de 2024

Réquiem por Notimex: la agencia de noticias cierra tras 1.048 días de huelga y bajo la sombra de corrupción política

“Casi todo es negociable, menos los principios. México se transformará cuando denunciemos la corrupción por encima de partidos y políticos”. Este es uno de los últimos mensajes de la exdirectora de Notimex, Sanjuana Martínez. La periodista ha cerrado así una semana incendiaria en la que, a través de dos columnas publicadas en el diario La Jornada y a golpe de mensajes en sus redes sociales, ha atizado sobre el conflicto laboral más álgido de esta Administración y del que fue parte medular: la huelga del Notimex, estallada en febrero de 2020 y culminada el pasado 29 de diciembre con la extinción de la Agencia de noticias del Estado mexicano. Más de tres años de conflicto laboral y una treintena de negociaciones fallidas después, la última directora de Notimex ha soltado un cañonazo de acusaciones, sin ofrecer pruebas, contra el sindicato y la Secretaría del Trabajo, dependencia a la que acusan de haber intentado desviar parte de las liquidaciones de los trabajadores a favor de la campaña electoral de la candidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum.

La bomba soltada por Sanjuana Martínez esta semana es la guinda en una agencia de noticias que se mantuvo 1.408 días en huelga. Sin esperanzas de una conciliación, el Gobierno de López Obrador resolvió el conflicto con la extinción de Notimex y el desembolso de más de 260 millones de pesos para los trabajadores sindicalizados y no sindicalizados de la agencia. El 31 de diciembre fue el cierre oficial de un proyecto informativo mexicano que nació en paralelo a los Juegos Olímpicos de 1968, a la usanza de la BBC de Londres o EFE en España.

El conflicto laboral más longevo de esta Administración se remonta a marzo de 2019, con la llegada de Sanjuana Martínez a la dirección de Notimex. Según un relato escrito por ella misma, al arribar a la dirección de la agencia redujo la nómina un 30% y estableció revisiones de puestos duplicados. Del otro lado de la trinchera, el Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SutNotimex) admite que la nueva directora llegó con la espada desenvainada a ejercer una oleada de despidos, a su parecer, injustificados y tras los primeros despidos llegaron las demandas de uno y otro lado. Si los sindicalizados demandaban su reinstalación laboral, la dirección de la Agencia respondía con una acción legal en su contra por supuesto desvío de recursos y más despidos.

El pulso entre el sindicato y Martínez derivó en el estallido de la huelga en febrero de 2020. A partir de ese momento no hubo vuelta atrás. Aunque en un primer momento la dirección intentó desconocer la huelga asegurando que la votación había sido inválida, la Secretaría del Trabajo reconoció la propuesta laboral y exigió el cese de operaciones de la Agencia, el cual fue efectivo a partir del 9 de junio de 2020 y cuyo obituario fue marcado en su propio portal con el siguiente titular en su portal de noticias: “Notimex cierra”.

La batalla aún estaba lejos de finalizar. En la calle, a las afueras de las oficinas de Notimex, en la colonia Roma, el campamento de trabajadores sindicalizados se apostó para demandar su reinstalación y en los juzgados unos y otros continuaban con sus procesos legales. Después de más de una treintena de mesas de negociación y casi cuatro años de huelga, Sanjuana Martínez reconoce en su relato que en el arranque de 2023, la única vía de solución del conflicto fue el cierre de la institución. Afirma que fue en esta fase del proceso en las evaluaciones de las liquidaciones que José Luis Sánchez Cuazitl, director jurídico de la Secretaría del Trabajo, ofreció entregarle 150 millones de pesos, siempre y cuando le devolvieran un 20% para la campaña electoral de Claudia Sheinbaum.

La dependencia federal ya ha salido a desmentir los dichos de Sanjuana Martínez, al igual que Sheinbaum, mientras que el presidente López Obrador ha exhortado a la periodista a exponer las pruebas de sus acusaciones. Ella ha contestado que sus abogados están en ello: “Me pide el presidente López Obrador que muestre pruebas de las liquidaciones ilegales al extinto SutNotimex asesorado por Arturo Alcalde, padre de la secretaria Luisa Alcalde y sobre las demás irregularidades, con mucho gusto, las tienen mis abogados que preparan las denuncias”, redactó en su cuenta en X. Aunque se solicitó una entrevista con la exdirectora de Notimex, este periódico no obtuvo respuesta.

En este mensaje, Martínez carga sobre un personaje clave: Arturo Alcalde, abogado laborista y padre de la actual secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde. Según su versión, el abogado se acercó a ella en 2019, previa intermediación del periodista Ricardo Raphael, para intentar destrabar el conflicto en Notimex. En su reunión, este le exigió la reinstalación de una veintena de despedidos para esquivar la huelga, una petición que ella rechazó. Sin embargo, en una columna aparte, en el diario Milenio, Ricardo Raphael desmiente en parte los dichos de Martínez al asegurar que fue él quien le sugirió a ella que buscara a Alcalde como experto para encontrar una salida, pero el encuentro no rindió frutos: “Alcalde me contaría más tarde que la escuchó con atención, concluyendo que esa funcionaria no tenía capacidad para resolver un conflicto laboral del cual ella era la responsable principal”, refiere Raphael en su columna.

Con información de: El Pais

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *