27 de mayo de 2024

Renuncian los miembros del Consejo Consultivo de la CNDH por problemas con Piedra Ibarra

Los seis integrantes del Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) han tomado la drástica decisión de presentar la renuncia a sus cargos.

En una carta dirigida a la presidenta del Senado, Ana Lilia Rivera, y a Kenia López Rabadán, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, expresaron una serie de preocupaciones sobre la gestión de la CNDH bajo el liderazgo de Rosario Piedra Ibarra.

Una de las razones fundamentales detrás de esta renuncia es la afirmación de que sus recomendaciones y consejos, como órgano asesor de la comisión, han sido constantemente desatendidos por la presidenta.

Según los renunciantes, Piedra Ibarra ha sostenido que no está obligada por la ley a aceptar sus recomendaciones, incluso cuando estas han sido formuladas de manera unánime en defensa de los derechos humanos.

Además, los consejeros han denunciado que la presidenta de la CNDH ha obstaculizado sistemáticamente su labor, incluso llegando al extremo de ignorarlos por completo.

Según los renunciantes, Piedra Ibarra ha sostenido que no está obligada por la ley a aceptar sus recomendaciones, incluso cuando estas han sido formuladas de manera unánime en defensa de los derechos humanos.

Además, los consejeros han denunciado que la presidenta de la CNDH ha obstaculizado sistemáticamente su labor, incluso llegando al extremo de ignorarlos por completo.

Más preocupante aún, se alega que ha proferido amenazas y calumnias contra algunos miembros del consejo, y estas supuestas acciones se han extendido a través de los recursos, el personal y los medios de comunicación de la propia CNDH, creando un ambiente hostil para aquellos que buscan desempeñar sus funciones de manera imparcial.

Los miembros del Consejo Consultivo también han señalado que han intentado aplicar las disposiciones legales relacionadas con sus atribuciones, pero se han encontrado con una falta de cooperación y comunicación por parte de la presidenta de la CNDH.

Desde cuestiones relacionadas con la interpretación de conceptos legales fundamentales hasta disputas sobre procedimientos internos, los consejeros han enfrentado obstáculos insuperables en sus esfuerzos por influir en la toma de decisiones de la comisión.

En su carta, los denunciantes expresaron su creencia de que la CNDH, una institución que debería ser autónoma y dedicada a la defensa y promoción de los derechos humanos, parece estar sirviendo a intereses que no están alineados con esta causa.

Ante los numerosos obstáculos que han enfrentado, los miembros del Consejo Consultivo concluyeron que su continuidad sólo legitimaba decisiones y acciones unilaterales de la presidenta de la CNDH que no estaban en consonancia con la protección de los derechos humanos. Por tanto, han tomado la decisión unánime de renunciar a sus cargos en la institución.

Esta renuncia plantea preguntas cruciales sobre la independencia y la efectividad de la CNDH en su papel fundamental de salvaguardar los derechos humanos en México, así como sobre la necesidad de abordar las preocupaciones planteadas por los consejeros salientes.

Con Información de: Reporte Indigo

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *