2 de marzo de 2024

Presidente de Ecuador busca mostrar otra cara de su país en el mundo además de la violencia

En medio de un conflicto armado interno en su país, el presidente de Ecuador, Daniel Noboa, viajó a España para asistir a la Feria Internacional de Turismo (Fitur). Durante su visita en Madrid, el mandatario se reunió con el Rey Felipe VI y con su homólogo Pedro Sánchez.

Esta es la primera salida al extranjero del presidente ecuatoriano desde que el pasado 9 de enero decretara estado de excepción a razón de la crisis de inseguridad que detonó la fuga del preso más peligroso de Ecuador, José Andolfo Macías, alias “Fito”.

Durante la inauguración de la Fitur, el presidente Noboa aprovechó la presencia de los reyes de España para buscar la cooperación del país iberico no solo en los asuntos que conciernen a las operaciones militares, sino también en temas culturales y financieros. El mandatario ecuatoriano utilizó su posición como invitado para exhortar a la inversión española, pues aseguró que las condiciones ecuatorianas están mejorando.

Una vez concluida su participación en la feria del turismo, el presidente latinoamericano se reunió con su homólogo español, quien le expresó el apoyo del gobierno que encabeza hacia las instituciones democráticas ecuatorianas y su intención de profundizar las relaciones bilaterales en materia de seguridad.

La violencia en Ecuador es un obstáculo para Noboa
A solo dos meses de haber tomado posesión, Noboa plantea posicionar a Ecuador como un centro turístico y de inversiones a pesar de la crisis de seguridad en la que tomó el gobierno; sin embargo, con un mandato de tan solo 18 meses, el presidente de 36 años tiene poco tiempo para implementar los cambios necesarios para dar un giro a la imagen de violencia que sufre su país.

La doctora Silvia Soriano, del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la UNAM, considera que las “buenas intenciones y las bellezas naturales” que el país sudamericano tiene para convertirse en un centro turístico internacional chocan con la realidad de seguridad que se proyecta al exterior.

“Ecuador es un país muy bonito, más allá de las Islas Galápagos que todos hemos oído nombrar, el turismo es un área que atrae a mucha población por la cuestión indigena que también es muy atractiva para Europa, pero estos buenos deseos se estrellan con la realidad que ya veníamos contemplando y que se convierte en una traba. Lo que la gente común ve normalmente es lo que se difunde, como la toma del canal de televisión; entonces, a nivel de turismo e inversión, eso se convierte en un obstáculo”, destaca la especialista en la región.

La académica añade que a pesar de lo visto al exterior, no todo Ecuador es violento, lo cual Noboa ha buscado resaltar durante su visita a España.

Dos días antes de su viaje a Europa, en un acto donde entregó equipamiento a la Policía Nacional, el presidente declaró que a pesar de tener todo en contra, se estaba ganando la batalla contra las mafias que azotan el país; sin embargo, su viaje a la Fitur puede leerse de manera perjudicial para su imagen.

“Esto (el viaje) refleja la inmadurez del presidente Noboa. Él mismo declara un estado de excepción, después un conflicto armado interno, y seguido a eso aplaude la intromisión de los Estados Unidos y después se va; entonces muchas personas en Ecuador piensan que el presidente toma decisiones drásticas y no está a la cabeza de su gobierno”, comenta la catedrática.

Con información de: Reporte Indigo

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *