21 de junio de 2024

Pobladores de Tila rompen el miedo y marchan para pedir la paz

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Al menos tres mil habitantes del municipio de Tila, municipio inmerso en una espiral de violencia entre ejecuciones, desplazamientos, robos, despojo de tierras y secuestros, salieron a marchar este domingo 19 de noviembre en la cabecera municipal, para exigir a las autoridades un plan de seguridad en el que fuerzas federales se instalan permanentemente, pues los operativos, aseguraron, han sido una simulación.

Al grito de “Queremos paz”, hombres, mujeres y niñez se congregaron en el Colegio de Bachilleres como símbolo de protesta por los dos jóvenes estudiantes asesinados el 13 de octubre, cuyos crímenes que permanecen impunes.

Foto: Especial.

“Queremos paz para nuestro pueblo de Tila, queremos un Tila libre, donde hagamos nuevamente nuestra vida cotidiana. Trabajar en paz, en armonio, sin rencores ni resentimientos. Queremos que nuestros hijos puedan ir seguros a la escuela”, señalaron los habitantes en un comunicado.

La movilización, manifestaron los pobladores, es para denunciar que el Ejército Mexicano y la Sedena se han limitado a realizar patrullajes en la cabecera municipal; sin embargo, desde su llegada las ejecuciones y la violencia continúan.

Foto: Especial.

Y es que han contabilizado al menos 11 ejecuciones en los últimos tres meses, en un contexto de conflicto histórico territorial que tiene su raíz desde 1966 y que grupos paramilitares han propiciado un escenario de violencia por la disputa de al menos 500 hectáreas de terreno en el plano del ejido Tila.

En un comunicado, firmado por el Representante del anexo Misijá, señalaron que, “desde hace nueve años hemos estado denunciando ante el gobierno sobre las grandes injusticias y violaciones a los derechos humanos, y han hecho caso omiso. Hasta hoy hemos sido objetos de amenazas de muerte por parte de los líderes que se hacen llamar autónomos”.

Denunciaron la “nula” intervención de las autoridades ante el despojo de tierras, casas, cortes de energía eléctrica y violencia armada. 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *