23 de abril de 2024

Papa Francisco no leyó la catequesis de la audiencia general: ‘Todavía no puedo’

El papa Francisco decidió este miércoles no leer la catequesis preparada para la audiencia general y en su lugar lo hizo un colaborador porque, afirmó: “Todavía no puedo”, en referencia a los problemas respiratorios que arrastra desde hace tres semanas.

“Ahora la catequesis de hoy, siempre sobre vicios y virtudes. He pedido al monseñor que la lea porque yo todavía no puedo”, dijo el papa, quien antes de iniciar la audiencia recorrió en el ‘papamóvil’ la plaza de San Pedro para saludar a los fieles.

Hace tres semanas, el papa Francisco tuvo una gripe y desde entonces, aunque ha seguido con su agenda, no ha podido leer en muchas ocasiones ya que se cansa al leer largos discursos.

En la catequesis. se reflexionó sobre la virtud de la prudencia que ayuda al hombre a elegir “qué camino tomar” y “no es que no pueda cometer errores, después de todo sigue siendo humano; pero evitará grandes bandazos”.

“La prudencia, en cambio, es la cualidad de quienes están llamados a gobernar: saben que administrar es difícil, que hay muchos puntos de vista y que es preciso tratar de armonizarlos, que no se debe hacer el bien de algunos, sino el de todos”, añadió.

A la par, el papa Francisco hizo este miércoles un nuevo llamado a la paz a través de la negociación, al tiempo que deploró los sangrientos conflictos en Ucrania y Gaza, y limitó una vez más sus intervenciones públicas en su audiencia semanal.

“Nunca debemos olvidar que la guerra es siempre una derrota, no podemos continuar en guerra, debemos hacer todos los esfuerzos para mediar, para negociar el fin de la guerra, recemos por ello”, dijo el Sumo Pontífice en unas breves palabras al final de la audiencia, en las que citó a la “martirizada” Ucrania y el conflicto palestino-israelí.

Francisco, de 87 años, con problemas de movilidad y aquejado en las últimas semanas de resfriados y bronquitis, evitó una vez más leer la mayoría de los textos que había preparado para la audiencia.

Delegó la tarea en un ayudante y dijo a los fieles que seguía viéndose obligado a limitar sus intervenciones en público.

Con información de: Aristegui Noticias

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *