1 de marzo de 2024

Niños, un activo electoral pese a regulación del INE

El uso de la imagen de menores de edad en las precampañas y campañas políticas del proceso electoral 2023- 2024 volverá a ser una práctica común, incluso pese a la regulación impulsada por el Instituto Nacional Electoral (INE) desde 2019.

Precandidatos incluyen a niños en su campaña como una forma de llegar al electorado y convencerlo de su idoneidad para gobernar, a la vez que generan simpatía.

Tras la participación de Yuawi López, un niño huichol, en la interpretación del jingle “Movimiento Naranja”, usado ampliamente por el partido Movimiento Ciudadano (MC) en la campaña de Samuel García para obtener la gubernatura de Nuevo León en 2018, diversas organizaciones a favor de los derechos de los niños solicitaron que se regulara la participación de menores de edad en las actividades políticas del país.

Fue hasta noviembre de 2019 que el INE publicó los Lineamientos para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes en materia político-electoral.

Protegiendo los derechos políticos de la niñez
Ante el inicio del proceso electoral 2023-2024, comenzado el pasado 20 de noviembre con las precampañas, el uso de la imagen de menores de edad como parte de la promoción político-electoral volverá a ser un activo importante para quienes buscan la Presidencia del país y otros puestos de elección popular.

Es por ello que organizaciones como la Red por los Derechos de la Infancia en México y Tejiendo Redes Infancia llamaron a respetar a los menores de edad y sus derechos durante esta temporada electoral.

Juan Martín Pérez, coordinador de Tejiendo Redes Infancia en América Latina y el Caribe, menciona que a diferencia de procesos electorales anteriores, ahora se cuenta con los lineamientos emitidos por el INE hace cuatro años, por lo que las infancias se encuentran menos vulnerables ante el uso de su imagen como un activo político-electoral.

“Hay que recordar que niños niñas y adolescentes tienen derecho a una protección, reforzar que por la edad se encuentran en etapa de desarrollo, que están en una condición en la cual dependen del contexto familiar de manera significativa y que los procesos electorales, particularmente en México, se han hecho además de complicados, violentos.

“Ya en 2018 Movimiento Ciudadano fue quien usó la estrategia de utilizar a niños y niñas para generar emociones al público y tuvimos el caso del niño Yuawi, víctima de explotación comercial por parte de esta empresa electoral. En 2018 no teníamos un marco normativo. Después de denunciar y pelear respecto al tema, logramos que en noviembre de 2019 se emitieran los lineamientos del Instituto Nacional Electoral para la participación de niños en los procesos electorales”, menciona Juan Martín.

En los lineamientos emitidos por el INE se menciona que el objetivo de estos es “establecer las directrices para la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes que aparezcan en la propaganda político-electoral, mensajes electorales y en actos políticos, actos de precampaña o campaña de los partidos políticos, coaliciones, candidaturas de coalición y candidaturas independientes, así como de los mensajes transmitidos por las autoridades electorales federales y locales”.

Los lineamientos son aplicables a cualquier partido político, coalición, candidaturas independientes, autoridades electorales federales y locales y las personas morales o físicas vinculadas a los sujetos mencionados.

Todos los actos de precampaña, campaña o propagandísticos que impliquen el uso de la imagen de una niña, niño o adolescente deberán ser ajustados a los lineamientos del INE, los cuales están basados en el interés superior de la niñez.

Aunque en la normatividad se contemplan las apariciones directas e indirectas, dicha reglamentación va encaminada a proteger a aquellos menores de edad que presten su imagen para promocionar a partidos políticos y candidatos.

“Hay análisis que dan cuenta ya por mucho tiempo de cómo usar a los niños para generar emociones es exitoso, quizás quien lo demostró con mayor claridad en el siglo pasado fue Adolfo Hitler y si uno revisa su campaña o sus campañas electorales, el uso de los niños con fines electorales, pues fue acuñado por él y por sus comunicadores. Es una ironía terrible que partidos que se están promocionando como algo diferente a la vieja política, recurran incluso a métodos de Hitler como usar a los niños con fines electorales”, menciona Pérez.

Por su parte, el consultor de imagen, especialista en redes sociales y catedrático de LaSalle, Enrique Ortega, asegura que la asociación de niños a las figuras políticas los hace ver más cercanos a las personas e incluso paternalistas, una característica comúnmente asociada con los gobernantes.

“¿Por qué usar a la niñez en campañas políticas? Pues porque sirve, de algún modo, como una figura emblemática dentro de una campaña para generar esta empatía, no de preocupación por la niñez, sino de que se trata de una figura materna o paterna”, explica Ortega.

Con información de: Reporte Indigo

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *