1 de marzo de 2024

Milei enfrenta su primera huelga nacional: argentinos protestan contra reforma laboral

Una numerosa cantidad de trabajadores llegó el miércoles por la tarde al barrio de Balvanera en Buenos Aires, con la intención de reunirse en la Plaza del Congreso para informar sobre el paro nacional en Argentina. Los ciudadanos expresaron su descontento con la reforma laboral propuesta por Javier Milei.

La manifestación abarrotó la Plaza de los Dos Congresos, ocupando completamente el espacio y extendiéndose por varias cuadras del centro de la ciudad. La convocatoria fue organizada por la Confederación General del Trabajo y la Central de los Trabajadores Argentinos, ambas asociaciones de orientación peronista.

Los empleados apoyaron el paro nacional en protesta contra el gobierno de Javier Milei y sus medidas de desregulación del Estado en los ámbitos laborales y económicos. Al acto se sumaron los sindicatos de aceiteros, de periodistas, de trabajadores de la cultura, de hospitales, de la ciencia, así como miembros de organizaciones barriales, de derechos humanos y de otros sectores de la sociedad civil.

Según los primeros reportes, ofrecidos por activistas y otros miembros de la sociedad civil, tanto la llegada como la salida de los inconformes se realizaron de manera ordenada y sin disturbios, en medio de un fuerte despliegue policial.

Durante el acto, Pablo Moyano, representante del gremio de camioneros y Héctor Dáer, secretario general de la CGT, advirtieron que no darán ningún paso atrás y prometieron que continuarán sus reivindicaciones contra el gobierno de Milei, quien asumió el cargo el pasado 10 de diciembre.

“Un peronista no puede votar este DNU que va en contra de los trabajadores, en contra de los jubilados y de la soberanía nacional. Les pedimos a los diputados que tengan dignidad, que no traicionen a los trabajadores, que no traicionen a la doctrina del peronismo”, enfatizó Moyano.

Asimismo, se dio a conocer que el paro nacional comenzó con media jornada, a las 12:00 horas (tiempo local) y finalizará pasada la medianoche del próximo jueves. Entre los participantes destacan la principal central obrera del país, otras fuerzas sindicales, partidos políticos, asociaciones civiles y organizaciones de derechos humanos.

Respecto a la manifestación multitudinaria, Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, señaló que se aplicó el protocolo antipiquetes para garantizar la libre circulación de aquellos que sí quieren acudir a sus puestos de trabajo a lo largo de la jornada.

La funcionaria agregó que Milei se encuentra tranquilo y confía en que la mayoría de argentinos está trabajando, pues le han llegado imágenes de todo el país con obreros y empleados laborando, por lo que insiste en que hay personas que no participaron en el acto, al que considera una “extorsión” del sector sindicalista.

Por su parte, los jefes sindicales informaron que 1.5 millones de ciudadanos participaron de manifestaciones en todo el país en ciudades como Córdoba, Rosario, Mar del Plata, Bahía Blanca y Bariloche y 600 mil tan solo en Buenos Aires.

En este sentido, voceros del Gobierno estimaron que solo 40 mil argentinos participaron de la manifestación en Buenos Aires, mientras que la Policía difundió una estimación de 80 mil personas.

Vale mencionar que este reclamo del pueblo argentino surgió a raíz de varias decisiones de su mandatario, que originaron una devaluación del 53.4 por ciento. Esto se suma a los planes de Milei para una flexibilización laboral clásica que reduce las indemnizaciones, extiende el período de prueba y recorta al mínimo el derecho a huelga.

El apoyo a los trabajadores argentinos tuvo eco en ciudades como Madrid, Lima, París, Montevideo, Ciudad de México, Londres, Bruselas, donde se realizaron protestas contra las ideas de Milei.

Con información de: Reporte Indigo

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *