29 de febrero de 2024

López Obrador rechaza las acusaciones de corrupción de Sanjuana Martínez contra Claudia Sheinbaum y Luisa Alcalde

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha cuestionado las acusaciones de corrupción hechas por Sanjuana Martínez, última directora de la agencia Notimex, en el sentido de que desde la Secretaría del Trabajo le pidieron desviar 30 millones de pesos a la campaña de Claudia Sheinbaum, aspirante presidencial del oficialismo. “Creo que no es cierto”, ha dicho el mandatario este miércoles en conferencia de prensa, en Acapulco, Guerrero. López Obrador ha pedido a la exfuncionaria que presente pruebas de sus señalamientos, y de paso ha hecho una férrea defensa de Sheinbaum; de la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde, y del secretario del Trabajo, Marath Bolaños. Los tres fueron acusados por la exdirectora de Notimex, en un relato sin pruebas publicado en La Jornada, de estar involucrados en la supuesta trama de cobro de sobornos con fines electorales.

“Yo respeto mucho lo que dice esta compañera, pero no comparto”, ha remarcado el presidente, sin mencionar por su nombre a Sanjuana Martínez. López Obrador acudió al puerto de Acapulco a supervisar los avances de la reconstrucción, a 77 días del devastador huracán Otis. Allí estaban presentes la titular de Gobernación y el titular del Trabajo. De Alcalde, el mandatario ha dicho que es “una mujer con principios, con ideales, honesta, incorruptible”. De Bolaños ha referido que es “un hombre con convicciones, con ideales, honesto”.

El presidente ha dedicado más tiempo en defender a Sheinbaum, su delfina en la carrera presidencial. “¿Qué pienso yo de Claudia? Es una mujer muy inteligente. Nada más para que nos demos cuenta, yo apenas, de milagro, terminé la licenciatura, y ella es doctora”, ha ejemplificado. También ha destacado la militancia de la aspirante de Morena en los movimientos de izquierda desde sus tiempos de estudiante en la UNAM: “Es una mujer con convicciones, porque no cualquiera lucha tantos años, desde joven, por ideales, por principios”. López Obrador también ha sostenido que Sheinbaum es honesta. “Hay cosas que no se pueden ocultar en la vida, una es el dinero. Es muy sencillo: que se investigue lo que tiene Claudia y se compare con otros, con otras, y se van a dar cuenta de quién es Claudia”.

La tarde de este miércoles, la aspirante presidencial del oficialismo ha salido a desmentir los comentarios y ha negado que los recursos hayan sido desviados para su campaña: “Toda la vida luché contra el uso de recursos públicos y en campañas electorales, ¿cómo lo voy a hacer?, es absolutamente falso”, dijo, ante medios de comunicación. La aspirante de Morena asegura la precampaña no ha implicado gastos onerosos y asegura que su formación ha usado los recursos que estipulan las leyes electorales.

La defensa de López Obrador demuestra una toma de postura en un conflicto donde estaba colocado en medio de dos partes. Es cierto que el presidente expresó siempre públicamente su respaldo a Sanjuana Martínez en el largo conflicto laboral que atenazó a Notimex, que derivó en el estallamiento de una huelga y el cierre de la agencia estatal de noticias. También es cierto que Sheinbaum, Alcalde y Bolaños forman parte del círculo más cercano del mandatario. La secretaria de Gobernación es hija del abogado laboralista Arturo Alcalde y la contadora Bertha Luján, dos amigos del presidente (esta última fue funcionaria de López Obrador en su Gobierno como alcalde de Ciudad de México). El secretario del Trabajo es amigo personal de los hijos del mandatario. Sheinbaum es nada menos que su apuesta para que Morena continúe en el Gobierno.

Martínez señaló, a lo largo de dos días, que desde la Secretaría del Trabajo —que primero encabezó Luisa Alcalde y luego Marath Bolaños— se le condicionó el monto de las liquidaciones que se pagaría a un grupo de trabajadores leal a la exdirectora de la agencia y que no se sumó a la huelga. En contraste, según su relato, al sindicato, SutNotimex, se le concedieron todas sus peticiones, especialmente porque el gremio era asesorado legalmente por el padre de Alcalde, “en claro conflicto de interés”. “Durante meses, Marath y su equipo se negaron de manera reiterada a darnos información sobre nuestras liquidaciones, hasta que finalmente nos dijeron que de las mismas teníamos que entregar 20% para la campaña presidencial de Claudia Sheinbaum”, escribió la exfuncionaria.

Al calor de la polémica causada por las acusaciones de Martínez, políticos de oposición cargaron contra el Gobierno de López Obrador, al que acusaron de corrupto, y exigieron a las autoridades auditar las finanzas de la campaña de Sheinbaum. La propia Martínez fue objeto de descalificaciones de parte de militantes de Morena. La exdirectora publicó un mensaje en X que decía: “Mi lealtad es con el presidente López Obrador, no con los funcionarios y políticos que se sirven de él para enriquecerse con la corrupción”.

El mandatario ha hecho este miércoles una reflexión sobre la lealtad y ha presentado un alegato sobre el compromiso que deben tener sus colaboradores, no con él en lo personal, sino con los principios de su movimiento político. “Cuando se habla de ‘yo soy leal’, se acostumbra eso en la vieja política, además eso es relativo, porque suele pasar que en la política los amigos son de mentira y los enemigos de verdad. Pero además eso, ‘soy muy leal’, a veces eso es abyección, se llama también lambisconería. La lealtad que vale es la lealtad al pueblo, a los ideales, a los principios, no a las personas”, ha explicado López Obrador.

Con información de: El Economista

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *