27 de mayo de 2024

Le ponen ofrenda a Lulú, una perrita que vivió tres años pero dejó huella en su familia

Este 27 de octubre se recuerda a las ánimas de las mascotas, que vuelven a casa para disfrutar de su comida y estar con sus amos.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Aunque sabían que Lulú, una perrita Cocker Spaniel, había nacido con un problema cardíaco, la vendieron en 300 pesos. Cuando fue adoptada por su nueva familia, la llevaron al veterinario y le dijeron que solo viviría un mes, pero con sus cuidados y amor vivió tres años. Su huella quedó en el corazón de quienes la conocieron y por eso este viernes le colocaron una ofrenda en su memoria.

A Lulú le gustaba jugar con una pelota roja y comer paletas de hielo de sabor grosella, dice Nayeli Cabrera, mientras coloca la ofrenda con juguetes y comida favorita de su perrita, quien llegó a su vida en 2015 y falleció en 2019, a causa de un infarto.

Es este 27 de octubre cuando se espera la visita de las almas de las mascotas que fallecieron pero regresan a la ofrenda para disfrutar de su comida favorita y pasar un momento con sus amos.

“Este altar es una tradición que realizo hace cuatro años desde que lamentablemente murió mi perrita. Es una forma de recordarla y decirle que no la hemos olvidado y que la estamos esperando con mucho amor”, afirma la joven, propietaria de Lulú’s Tub, Dig Grooming & Spa, una estética canina, donde ofrecen un trato respetuoso en los servicios.

Aunque tradicionalmente el Día de Muertos se ha centrado en honrar a los seres queridos fallecidos, cada vez son más las personas que quieren rendir homenaje en esta festividad a sus mascotas fallecidas, ya que forman parte de las familias y los vínculos que se crean con ellos los convierten en seres especiales y amados.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *