2 de marzo de 2024

La presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos propone su disolución

La presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, ha pedido este miércoles la disolución del organismo que dirige. “Nos mantenemos firmes en la idea de transformar de raíz esta comisión nacional, ya que no responde a las necesidades del pueblo mexicano”, ha expresado frente a la Cámara de Diputados la titular del organismo autónomo. Piedra, cuestionada por la oposición, activistas y hasta por consejeros del CNDH, ha propuesto la creación de la “Defensoría Nacional de los Derechos del Pueblo”.

La CNDH nunca estuvo en el punto de mira del presidente, Andrés Manuel López Obrador, desde que el pasado diciembre propuso la desaparición de varios organismos autónomos porque, según él, “se crearon para proteger a particulares y afectar el interés público”. Ahora es la propia directora de una de estas instituciones independientes la que pide ante los diputados la disolución: “Somos el único órgano constitucional autónomo que ha emprendido su transformación por iniciativa propia para dejar atrás ese esquema que nos impuso el neoliberalismo”.

La directora ha cargado incluso con la forma de trabajo dentro del CNDH, a pesar de conducirlo durante casi un lustro. “Han sido cuatro años de empuje permanente para dejar atrás una dinámica institucional hecha para la simulación y el burocratismo, absolutamente funcional, al acuerdo de impunidad y silencio prevaleciente entre autoridades en los pasados 70 años”, ha enfatizado. La institución que dirige fue creada en 1990.

Otra de las quejas de la directora ha sido contra los altos sueldos que se ven en los organismos constitucionales autónomos. “Mientras otros han emprendido batallas para defender sus grandes sueldos y prebendas, nosotros redujimos nuestro presupuesto”, ha denunciado. Sin embargo, la reducción del caudal monetario hacia la CNDH fue realizada por el propio López Obrador, que también ha disminuido en numerosas ocasiones la entrada de dinero al Poder Judicial, la Fiscalía General de la República y el INE desde los presupuestos de 2019.

La CNDH ha formalizado su propuesta ante los diputados con un documento que explica la reforma de la Constitución mexicana que plantea para disolverse y formar el nuevo organismo. El artículo que quieren cambiar es el 102 en su apartado B, relativo al establecimiento de instituciones para la protección de los Derechos Humanos.

Piedra fue propuesta en 2019 por el presidente para dirigir el CNHD. La hija de la activista y política de izquierda Rosario Ibarra -conocida por fundar el Comité Eureka por la Búsqueda de Desaparecidos- fue cuestionada desde el propio día de su elección, donde representantes de la oposición denunciaron una ilegalidad en el proceso de votación en la Senado. Ese cuestionamiento llega hasta hoy, cuando muchos activistas y especialistas reclaman que la institución ha sido ineficaz e inactiva frente a múltiples violaciones de derechos humanos en México. El enfado llegó incluso puertas adentro. El pasado octubre los seis miembros del Consejo Consultivo del CNDH renunciaron a sus puestos tras afirmar que Piedra obstaculizaba su trabajo e ignoraba sus recomendaciones.

Con información de: El Pais

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *