5 de marzo de 2024

Investigan la desaparición de 3 periodistas y dos de sus familiares en el sur de México

Este jueves, la Fiscalía de Guerrero informó que se encuentran investigando la desaparición de 3 periodistas y de la esposa y el hijo de uno de ellos en dos sucesos separados ocurridos en la localidad de Taxco.

De acuerdo con la organización Artículo 19 dedicada a la defensa de la libertad de prensa, los periodistas desaparecidos son:

Marco Antonio Toledo Jaimes, director del semanario Espectador de Taxco y colaborador para los medios locales N3 Guerrero y La Crónica Vespertino de Chilpancingo.

Esta misma organización indicó en un comunicado que Toledo Jaimes, su esposa Guadalupe Denova, y su hijo Alberto Toledo, fueron secuestrados por un grupo de al menos cinco personas armadas que ingresaron a su domicilio la madrugada del domingo. El comando destruyó el módem de la residencia y sustrajo los celulares de las víctimas y dos computadoras.

La fiscalía únicamente mencionó que Toledo Jaimes y su familia fueron vistos por última vez el domingo aunque sus familiares formalizaron la denuncia hasta el miércoles, fecha en la que, según Artículo 19, fueron secuestrados los otros dos periodistas.

Toledo cubría habitualmente temas políticos y de seguridad a nivel local y estatal. El sitio de noticias La Crónica Vespertino de Chilpancingo indicó que su reportero había recibido amenazas a principios de año por parte de un cártel de la droga que le había ordenado que no publicara un artículo. Toledo también había informado recientemente sobre un caso local de corrupción.

«Lamentablemente Taxco de Alarcón, región norte del estado, es una zona silenciada por el crimen organizado, por ello los periodistas no tocan los temas de inseguridad», publicó ese medio el miércoles. «Anteriormente otros periodistas han sido secuestrados por el crimen organizado».

Silvia Nayssa Arce Avilés y Alberto Sánchez Juárez están a cargo del medio digital RedSiete y también tratan temas locales y estatales, indicó Artículo 19. Según el organismo, fueron secuestrados la noche del miércoles cerca de sus oficinas.

Taxco es una ciudad turística ubicada a 150 kilómetros al sur de la capital del país y conocida por su artesanía en plata y sus celebraciones de Semana Santa, pero en los últimos años se ha convertido en un campo de batalla entre bandas de narcotraficantes que operan en la zona.

México es uno de los países más peligrosos para el ejercicio del periodismo desde hace varios años. En lo que va de 2023 han asesinado a por lo menos cinco periodistas en el país, el más reciente fue el fotoperiodista Ismael Villagómez, quien murió la semana pasada en Ciudad Juárez, limítrofe con Estados Unidos.

Según el Comité para la Protección de los Periodistas, con sede en Nueva York, en los últimos cinco años han sido asesinados 54 informadores en México. El año 2022 fue el más letal de los últimos tiempos para los periodistas en México, con 15 asesinatos, cifra únicamente superada en Ucrania.

Con información de: El Universal

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *