16 de junio de 2024

Indígenas tsotsiles de Zinacantán acusan a Dior de plagio

Foto: Especial

Pobladores y artesanos de Zinacantan en Chiapas, acusaron la marca de apoderarse de una de sus prendas de la región y hacerle cambios


Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Una de las marcas más lujosas del mundo, Christian Dior, ha sido acusada por indígenas tsotsiles del municipio de Zinacantán, de apropiación cultural o plagio, en una de sus prendas que se caracteriza por darle valor cultural e identidad a esta población chiapaneca.

El pasado 20 de mayo, la marca francesa presentó su última colección »Crucero 2024» en el Colegio de San Ildefonso de la Ciudad de México, sin embargo, la temática que abordó dio mucho de qué hablar, debido a los diseños de cómo se abordó la violencia de género y los diseños artesanales.

A través de una carta, los artesanos señalaron que una de las prendas de los hombres tsotsiles pertenecientes a Zinacantán, denominada Pok’u’ul/Pok’u’il, fue plagiada, luego de que Dior cambiara el nombre y reclamara su autoría, por lo que hicieron un llamado al gobierno para que intervenga.

Denunciaron que la diseñadora de Dior, Maria Grazia Chiuri, realizó un viaje a Chiapas para «inspirarse» y «hubo una supuesta colaboración con un grupo de bordadoras indígenas, pero esto» no se realizó bajo consulta previa, libre e informada con toda la comunidad, beneficiándose de este hecho una persona y su cooperativa”.

Foto: Especial

En el comunicado, los pobladores y artesanos indicaron que le hicieron ligeras modificaciones a la prenda y la etiquetaron como de creación propia, para luego presentarla como una colección de prendas inspiradas en la cultura mexicana (haciendo énfasis en Frida Kahlo y el feminismo).

Explicaron que, dentro de los «leves cambios y mutilaciones», la prenda aparece con la abertura central más larga de lo normal, a diferencia de cómo lo usan los zinacantecos, el «snich» cortado por la mitad, es decir, las borlas que cuelgan de los costados y se unen cada lado de la prenda y también le añadió un cinturón.

Mencionaron que la prenda fue confeccionada en colaboración con artesanos de la cooperativa “Sna Jolobil”, en San Cristóbal de Las Casas, e incluso le dan los créditos por la confección a Pedro Meza, de Tenejapa, “una persona ajena al municipio de Zinacantán, mismo que lo nombra como ‘gabán’, ignorando el verdadero nombre usado por los portadores de esta prenda, ‘pok’u’ul/pok’u’il’”.

Ante ello, manifestaron que, “nos indigna ver este tipo de acciones y denominamos como apropiación cultural lo acontecido, ya que esta forma parte de nuestro patrimonio cultural y también es un elemento importante en la identidad de nuestro pueblo, tiene una carga histórica, un valor sentimental, ceremonial y hereditario para nosotros y nosotras”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *