4 de marzo de 2024

Gobierno de Bukele estuvo dispuesto a pagar 1 mdd al CJNG para secuestrar a líder de la Mara Salvatrucha

Elmer Canales Rivera, uno de los líderes de la cúpula criminal de la Mara Salvatrucha (MS-13), fue detenido en México en noviembre de 2023. Fue arrestado por una solicitud de extradición y desde entonces, el también conocido como “El Crook de Hollywood”, se encuentra bajo custodia de Estados Unidos.

La noticia no fue bien recibida por el Gobierno de Nayib Bukele, desde donde se orquestaba toda una conspiración para raptar al “Crook”, con ayuda del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), en una operación medida por Rafael Eduardo J, alias “Rafa” o “Chafa”, un pandillero salvadoreño y prófugo de la justicia desde 2016.

Así lo reveló El Faro en su más reciente investigación: Gobierno conspiró con líder pandillero para recapturar a Crook a través de un cártel mexicano, en donde narra los esfuerzos de El Salvador por recuperar al líder marero”Crook”, antes de las elecciones de febrero de 2024.

El gobierno salvadoreño fue capaz de revelar información de inteligencia a “Rafa”, de pagarle viáticos y hasta de liberar a su hermana encarcelada, a cambio de que negociara con el CJNG la recaptura de Crook.

El reportaje señala que por parte de la administración de Bukele, la operación estuvo a cargo del inspector Raúl Eduardo Reyes Escuintla, jefe de la División Élite Contra el Crimen Organizado (DECO), quien mantuvo contacto con “Rafa” y a quien el pandillero le prometió una “operación relámpago” de recaptura.

La urgencia del gobierno salvadoreño por recuperar a “Crook” se basaba en que el propio líder del Ms-13 es prueba de que Bukele negoció con las tres principales pandillas en El Salvador en medio de sus medidas por controlar la violencia en su país.

El Faro constató que “Crook” fue puesto en libertad en secreto a finales de noviembre de 2021, trasladado a un departamento de lujo en una de las colonias más exclusivas de San Salvador y posteriormente conducido a Guatemala desde donde se trasladó a México.

En la negociación, “Rafa” le aseguró a Reyes Escuintla, quien usaba su nombre clave: Iván, que él tenía contactos con el CJNG y que recurriría a ellos para dar con el “Crook”, incluso planearon decirle al cártel mexicano que el inspector Escuintla se haría pasar por un empresario a quien supuestamente Crook había afectado y que ahora buscaba venganza.

La misión le costaría al Gobierno de Bukele: un millón de dólares para el cártel mexicano, 250 mil dólares para el Barrio 18 Sureños y 50 mil para él.

Sin embargo, todo fue mentira, “Rafa” jamás involucró a su pandilla, nunca entró en contacto con CJNG, jamás fue a México y nunca hubo unos mafiosos discutiendo el precio de un rapto.

Lo que en realidad hizo fue contactar a los periodistas de El Faro y a las autoridades de Estados Unidos para brindarles los detalles de la fallida conspiración.

Con información de: Aristegui Noticias

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *