27 de mayo de 2024

Funeraria macabra: hallan 189 cuerpos echados a perder en Colorado

Denver. El propietario de una funeraria de Colorado y su esposa fueron arrestados el miércoles luego de que los restos en descomposición de por lo menos 189 personas fueron hallados recientemente en su instalación.

Jon y Carrie Hallford fueron detenidos en Wagoner, Oklahoma, como sospechosos de cuatro delitos graves: abuso de un cadáver, robo, lavado de dinero y falsificación, dijo el fiscal de distrito Michael Allen en un comunicado de prensa tras informar a algunas de las familias agraviadas.

Jon Hallford estaba detenido en la cárcel del condado de Muskogee, Oklahoma, pero su esposa no aparecía en la lista, según un hombre que respondió a una llamada a la cárcel pero se negó a dar su nombre. Jon Hallford no tiene abogado, según los registros de la cárcel, y ni él ni su esposa pudieron ser localizados de momento para hacer comentarios. Ninguno de los dos tiene un número de teléfono personal, y el número de la funeraria ya no funciona.

Jon Hallford es el propietario de la funeraria Return to Nature, en Penrose, una pequeña localidad situada a unos 160 kilómetros (100 millas) al sur de Denver.

Los restos fueron encontrados el 4 de octubre por las autoridades, que respondieron a un informe sobre un “olor repugnante” en el interior del decrépito edificio de la empresa. Las autoridades estimaron inicialmente que había unos 115 cadáveres en el interior, pero la cifra aumentó posteriormente a 189 después de que terminaron de retirar todos los restos a mediados de octubre.

Un día después de que se reportó el olor, el director de la oficina estatal de registro de funerarias y crematorios habló por teléfono con Jon Hallford. Éste trató de ocultar el almacenamiento inadecuado de cadáveres en su negocio, reconoció tener un “problema” en el lugar y afirmó que allí practicaba la taxidermia (disecar animales), según una orden de los funcionarios estatales fechada el 5 de octubre.

La funeraria también tenía un local en Colorado Springs, pero no estaba claro si alguno de los cargos se refería a la manipulación de cadáveres en ese lugar. Las detenciones de la pareja se referían a las operaciones de la funeraria durante un periodo de cuatro años hasta septiembre, de acuerdo con lo informado a las familias.

Investigadores de múltiples agencias continúan su trabajo para identificar los cuerpos descubiertos durante las pesquisas.

Con información de: El Universal

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *