27 de mayo de 2024

Familiares exigen la liberación de 8 policías retenidos en Frontera Corozal

Los ocho uniformados se encontraban asignados a una tarea de seguridad en Frontera Corozal, cuando los pobladores los interceptaron y les quitaron las armas.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Familiares de ocho policías estatales (entre ellos una mujer) privados de su libertad desde el jueves 12 de octubre en Frontera Corozal, en el municipio de Ocosingo, limítrofe con la frontera con Guatemala, iniciaron un plantón y bloqueo vial frente a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC) para exigir a las autoridades el rescate de los elementos que permanecen incomunicados.

“Queremos saber si nuestros familiares están vivos, si están comiendo y no los están golpeando”, soltó Rosa Aurora, esposa de Julio César Bolon Martínez, un policía de 40 años que logró enviar un mensaje para informarle que había sido privado de su libertad junto con otros siete compañeros.

Familiares realizan un plantón afuera de la SSyPC para exigir la liberación de los ocho policías. Foto: Issa Maldonado.

La esposa

La angustia de Rosi creció cuando a su celular llegó una fotografía en la que se puede observar a tres de los ocho policías hincados, sin que pudiera precisar su ubicación.

Afuera de la SSyPC las familias colocaron un lazo con una pancarta que dice: “Gobernador Rutilio Escandón, exigimos la liberación de los ocho policías retenidos”, y de esa forma bloquearon ambos sentidos del Libramiento Sur, en Tuxtla Gutiérrez.

Rosi mencionó que antes de que secuestraran a su esposo, éste había sido comisionado para atender un retén policial en Frontera Corozal, en coordinación con las fuerzas federales, sin embargo, un grupo de habitantes los interceptó y los superaban en número, por lo que fueron despojados de sus armas y pertenencias personales, para luego llevárselos con rumbo desconocido.

Julio César, es padre de tres hijos y desde hace 6 años fue asignado como policía de la SSyPC.

Foto: Issa Maldonado

La hermana

Yuribeth dijo que la última vez que tuvo comunicación con su hermano Edibaldo Vázquez Pérez fue la mañana del jueves, en la que notificó que había sido asignado a una tarea de seguridad en Frontera Corozal.

Antes, los policías habían estado en Nueva Palestina y luego los enviaron a Frontera Corozal.

“Lo que quiero es que vengan los altos mandos a darnos solución y que nos traigan a nuestros familiares. Nadie nos ha dado información, solo nos han dado largas. Ni siquiera sabemos ni el porqué fueron secuestrados ni cómo están”.

Lucía Estela se enteró que su esposo Edivaldo Vázquez había sido secuestrado a través de un mensaje de WhatsApp que recibió alrededor del mediodía del viernes.

“Me dijo que cuidara mucho a mis hijas. El número al que me envió un mensaje no era su número de celular y cuando intenté comunicarme con él nuevamente me envió al buzón. «

“Queremos respuestas y que los liberen, quiero pedirle de favor a esas personas que lo tienen que los liberen, ellos no tienen la culpa de nada, ellos solo llegan a cumplir con su deber”, mencionó.

Foto: Issa Maldonado

La amenaza

En medio de la angustia de los familiares, un hombre identificado como un trabajador de la Secretaría de Gobierno se acercó al plantón y les pidió levantar el bloqueo que mantienen en el Libramiento Sur, lo que provocó el malestar de las familias porque aseguraron que las autoridades ni siquiera contestan el teléfono y la única atención ha sido para decirles que acudan a una consulta con el sicólogo. 

Ante esto, las familias exigieron la intervención de la titular de la SSyPC, Gabriela Zepeda, ya que incluso el personal les ha negado el ingreso a los sanitarios.

Según información extraoficial, los policías se mantiene retenidos en la cárcel ejidal porque los pobladores denunciaron que no les brindan seguridad.

Los policías retenidos son: 

1.- Ramón Sánchez Cruz (Comandante encargado)

2. Gilberto Nanguelu Moreno

3. Juan Carlos Hernández Salinas

4. Edivaldo Vázquez Pérez

5. Pascual Roque Bolón

6. Julio Cesar Bolón Martínez

7. Thania Alejandra Sánchez Blass

8. Daniel Alberto Gómez Jiménez

Frontera Corozal, inmersa en la Selva Lacandona, es uno de las localidades más pobladas de Ocosingo con más de ocho mil habitantes, ruta que desde hace varios años ha sido utilizada para el tráfico de migrantes.

Allí la principal actividad económica es el ecoturismo, pero desde que hace meses estalló la violencia los turistas dejaron de llegar.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *