21 de junio de 2024

Familiares de Humberto Arismendiz, de 31 años, piden su aparición con vida

Entre hospitales, el Semefo, colonias y hasta cárcel, familiares han buscado al joven cuyo rastro se perdió hace 17 días. 



Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Fue el 12 de agosto cuando familiares de Humberto Arismendiz López, de 31 años, dejaron de tener contacto y perdieron el rastro del joven que trabajaba en una tienda de abarrotes en Tuxtla Gutiérrez. A 17 días de su desaparición exigen a Fiscalía de Chiapas agilizar la búsqueda.

Frente a Palacio de Gobierno, Fabiola, hermana de Humberto, dijo que la última vez que lo habrían visto fue en la zona poniente de Tuxtla Gutiérrez, donde hay una zona de bares y antros, pero no fue hasta el 16 de agosto que presentaron una denuncia por desaparición ante la Fiscalía General del Estado, cuando el joven dejó de contestar su celular.

En la protesta, los familiares denunciaron que la Fiscalía de Chiapas no ha presentado avances en la investigación y que hace apenas dos días solicitaron legalmente las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona, mientras los días pasan y enfrentan la ausencia de su ser querido. 

Fabiola mencionó que la única información disponible sobre el joven es a través del testimonio de una mujer quien asegura haber estado con él durante la noche y parte de la madrugada, sin embargo, hasta el momento se desconoce el punto y hora exactos de la desaparición, por lo que tener acceso a las grabaciones podría brindar información oportuna. 

La ficha de búsqueda del joven Humberto Arismendiz López. Foto: Especial.

Además, otra información que ha obtenido la familia es a través de la versión de la contadora donde trabajaba el joven en la colonia Cruz con Casitas, y fue que dejó su centro laboral a las 21:00 horas con la intención de ir al centro de la ciudad.

Además, se supo que el joven fue visto en la panadería «La Hojaldra» del centro de la ciudad, antes de dirigirse a la zona de antros donde habría estado hasta las 3:00 de la madrugada. 

Fabiola asegura que su hermano no tenía problemas con nadie y es un joven dedicado al trabajo. Su desaparición ha sumergido en la angustia a sus familiares, quienes piden la colaboración de la ciudadanía para brindar cualquier información que conduzca a su paradero.

“Nosotros no buscamos problemas, lo único que queremos es que nos regresen con vida a nuestro hermano”.

Humberto Arismendiz López es de tez blanca, complexión robusta, mide 1,70 metros, pesa 80 kilos, cabello oscuro, boca mediana y nariz respigada mediana.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *