20 de junio de 2024

Estas son las diferencias entre vapeadores y cigarros electrónicos

Con la iniciativa anunciada en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, en referencia a la venta y distribución de vapeadores, salen a relucir dudas sobre el consumo de estos productos.

Se le llama “vapear” a la acción de inhalar el vapor creado por un dispositivo que en su interior aloja líquido. El principal problema de estos artefactos es que se componen de sustancias adictivas, como la nicotina o «aceites saborizantes».

La historia de los vapeadores se remonta décadas atrás, ya que su precursor fue el cigarro electrónico. Y tanto su uso, fabricación y contenido son los principales elementos que los distinguen.

En 1963, Herbert A. Gilbert presentó la patente de los cigarros electrónicos. El dispositivo que este personaje ideó funcionaba con aire aromatizado de distintos sabores y tenía baja o nula concentración de nicotina.

Si bien el invento de Gilbert fue un propuesta para que las personas pudieran dejar su adicción al tabaco, o a los cigarros convencionales, con el paso de los años se popularizó su consumo.

El cigarro electrónico evolucionó hasta que Corey Ford, propietario de una tienda de vaporizadores de California, acuñó el término “vapear” en 2003. A partir de ese momento, los dispositivos para fumar comenzaron a fabricarse con un líquido que se convertía en vapor inhalable.

Los vapeadores nacieron con la intención de disminuir el hábito de fumar, además eran una opción más económica a una cajetilla y se comercializaban como libres de sustancias “tóxicas”.

Tanto los vapeadores como los cigarros electrónicos generan efectos negativos en la salud por los químicos que se les añaden, sobre todo, cuando se excede su uso.

Y es que pueden ser la causa de enfermedades graves, como lesiones pulmonares y cáncer, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Con información de: El Universal

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *