2 de marzo de 2024

Detrás del tráfico de especies hay políticos poblanos

En medio de la polémica que ha generado el rescate de la jirafa Benito que llegó a Africam Safari, Nirvana Hank –hija del ex presidente municipal de Tijuana y empresario Jorge Hank Rhon- presumió que parte de sus lujos incluyen tener un animal en peligro de extinción en el patio de su casa.

Ella se ha hecho popular en las redes sociales por los consejos que da tras su proceso de rehabilitación por su alcoholismo, su estilo de vida vegetariano y la práctica de deportes con equinos. Sin embargo, también ha dejado ver en diferentes publicaciones un estilo de vida de lujo y lo que significa pertenecer a su familia.

Su padre es Jorge Hank Rohn, ex presidente municipal de Tijuana, dueño del equipo de fútbol de los Xolos en la misma ciudad y empresario en el sector de los casinos. Su madre es María Elda Amaya Araujo, quien fue diputada federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y falleció en 2012.
En el polémico video, Nirvana Hank presume tener una jirafa como mascota en el patio de su casa, por lo que los usuarios de las redes cuestionan cómo es que ella puede presumirlo ahora que se logró el rescate de Benito a un mejor hábitat.

Incluso, señalan que el espacio en donde se encuentra este animal es todavía más reducido al que la otra jirafa tenía en Chihuahua, por lo que también exigen que sea rescatada.

Aunque ahora es Nirvana Hank la que está en la mira por los gustos exóticos de su familia, el estado de Puebla no se ha quedado atrás, pues hay personajes de la política que también han sido descubiertos por tener en su posesión de animales en malas condiciones o incluso, producto del tráfico de especies.

El caso muy significativo es el del ex diputado federal y local del Partido Acción Nacional (PAN), Sergio Gómez Oliver, quien presumió tener el Club de los Animalitos en Tehuacán, conformado por felinos en peligro de extinción.

En 2015, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) le incautó más de 100 animales por considerar que vivían en condiciones de hacinamiento y lo obligaron a cumplir con condiciones idóneas.

Según el conteo, fueron 93 mamíferos, 36 aves, 72 reptiles y otras de 35 especies no especificadas. Según el grupo de animalistas Salvemos a Benito, este zoológico sigue operando.

En el 2015 también se dio a conocer el caso del ex presidente municipal por el PRI en Ciudad Serdán, Juan Navarro Rodríguez, quien se hizo de especies que salieron de los circos tras aplicarse reglas de protección animal.

Ante el cuestionamiento de autoridades se identificó la presencia de ocho venados, siete papiones sagrados, cinco llamas, tres dromedarios, dos avestruces dos leones, un tigre de bengala, una cebra y un hipopótamo.

El último animal murió atropellado en 2016 cuando escapó del Rancho de Dolores en esa zona del estado.

En 2019, Juan Núñez Alameda, quien buscó la alcaldía de Huejotzingo por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), fue criticado por presumir que comía un cocodrilo junto con compañeros masones.

Con información: El Universal

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *