19 de junio de 2024

Denuncia diputada del PRI a “Alito” Moreno por violencia de género y acusa “moches” en el partido

La diputada del PRI, Montserrat Alicia Arcos Velázquez, presentó una denuncia ante el Instituto Nacional Electoral (INE) en contra de su dirigente nacional, Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas, a quien acusó de cometer violencia política en razón de género.

En una conferencia de prensa, Arcos denunció que fue destituida como titular del Organismo Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI) sin previo aviso. Además, señaló que se le negó la entrega de recursos de esta instancia a la dirigencia del partido.

Afirmó haber sido objeto de amenazas e intimidaciones dentro del tricolor, pero a pesar de ello, afirmó que no renunciará al Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que ha pertenecido durante 20 años.

La legisladora tamaulipeca argumentó que más allá de la violencia política de género, el conflicto se originó por un asunto de explotación, corrupción y “moches”, del cual se negó a formar parte.

Arcos reveló que el secretario de Finanzas del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Hugo Eduardo Gutiérrez, le solicitó en junio de 2023 los recursos destinados a la capacitación y empoderamiento político de mujeres. La intención era contratar un proveedor de servicios en modalidad digital, con la promesa de reembolsarle el 50 por ciento de los fondos.

Al rechazar la solicitud, intentó reunirse con Alejandro Moreno para abordar el tema, pero nunca fue recibida por él. En cambio, la Secretaría de Finanzas empezó a utilizar 32 millones de pesos del ONMPRI con el proveedor mencionado por Gutiérrez.

La diputada denunció el caso ante el Consejo Político Nacional el 5 de octubre y afirmó que desde entonces fue excluida de las reuniones del organismo, además de enfrentar amenazas e intimidaciones.

Detalló que la presidencia del PRI convocó a la Comisión Política Permanente del Organismo Nacional de Mujeres Priistas a una reunión para definir su relevo, sin que hasta la fecha se le haya notificado la conclusión de su cargo.

“Nunca pensé que la simulación me alcanzaría y que el intento de ejercer un recurso en 2023, destinado a las mujeres del partido, me llevaría al anuncio de una muerte política dentro del partido. Literalmente, por más absurdo que suene, hagan de cuenta que me caí en desgracia; nadie podía verme, saludarme o dirigirme la palabra”, expresó la diputada Arcos.

Con información de: Reporte Indigo

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *