21 de febrero de 2024

Corte Suprema decidirá si Trump puede ser excluido de boletas de elección presidencial de 2024

WASHINGTON — La Corte Suprema de Estados Unidos dijo el viernes que decidirá si el expresidente Donald Trump puede ser excluido de la boleta de las elecciones presidenciales debido a sus acciones para anular su derrota electoral de 2020, con lo que la corte se sumerge en la campaña presidencial de 2024.
Los magistrados reconocieron la necesidad de llegar a una decisión rápidamente, ya que los votantes pronto comenzarán a emitir su voto en las elecciones primarias presidenciales en todo el país. El tribunal aceptó ocuparse de la apelación por parte de Trump a un fallo en Colorado derivado de su papel en los sucesos que culminaron en el ataque del 6 de enero de 2021 contra el Capitolio federal.

Los alegatos se llevarán a cabo el 8 de febrero, durante lo que normalmente es un descanso de invierno de casi un mes para los jueces, lo que pone de relieve la urgencia del caso. La fecha podría permitir al tribunal tomar una decisión antes del Supermartes del 5 de marzo, cuando se disputa el mayor número de delegados en un solo día, incluidos los de Colorado.

El tribunal examinará por primera vez el significado y el alcance de una disposición de la 14ta Enmienda constitucional que prohíbe ocupar cargos públicos a quien “haya tomado parte en alguna insurrección”. La enmienda se adoptó en 1868, tras la Guerra Civil. Ha sido tan poco utilizada que el máximo tribunal del país no ha tenido ocasión de interpretarla anteriormente.

La Corte Suprema de Colorado falló el mes pasado —por 4 votos a favor y 3 en contra— que Trump no debería estar en las papeletas de las primarias republicanas. Es la primera vez que se emplea la 14ta Enmienda para prohibir que un aspirante presidencial esté presente en las boletas.

Por separado, Trump está apelando ante la corte estatal un fallo emitido por la secretaria de Estado de Maine, la demócrata Shenna Bellows, de que el exmandatario es inelegible para aparecer en las papeletas de ese estado por su papel en el ataque al Capitolio. Tanto el fallo de la Corte Suprema de Colorado como el de la secretaria de Estado de Maine están en pausa hasta que se resuelvan las apelaciones.

La decisión del máximo tribunal de intervenir, solicitada por ambas partes, representa su involucramiento más directo en unos comicios presidenciales desde el caso de Bush contra Gore en 2000, cuando una mayoría conservadora decidió de facto las elecciones en favor del republicano George W. Bush. De esa corte sólo sigue en funciones el juez Clarence Thomas.

Tres de los actuales nueve jueces de la Corte Suprema fueron nominados por Trump, aunque en repetidas ocasiones han fallado en contra de él en demandas relacionadas con las elecciones de 2020, al igual que en sus intentos de no entregar documentos relacionados con los disturbios del 6 de enero ni sus declaraciones fiscales a comisiones del Congreso.

Al mismo tiempo, los jueces Amy Coney Barrett, Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh han estado entre los votos mayoritarios de las decisiones de carácter conservador que revocaron el derecho al aborto establecido hace cinco décadas, ampliaron los derechos a la tenencia de armas y derogaron la aplicación de la acción afirmativa —la política gubernamental para garantizar la igualdad de oportunidades— en las inscripciones a las universidades.

Algunos legisladores demócratas han pedido que Thomas se retire del caso debido al apoyo de su esposa a las acciones de Trump para revocar los resultados de los comicios que perdió ante el demócrata Joe Biden. Es improbable que Thomas acceda a ello.

Con información de: San Diego Unión Tribune

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *