17 de julio de 2024

«Lista Epstein»: ¿quiénes son las lugartenientes que reclutaban y/o entrenaban a las menores?

Un tribunal publicó este miércoles por la noche un nuevo lote de documentos judiciales previamente secretos relacionados con Jeffrey Epstein, el financiero que se suicidó en 2019 mientras esperaba juicio por cargos de tráfico sexual.

Los documentos que se revelan están relacionados con una demanda presentada en 2015 por una de las víctimas de Epstein, Virginia Giuffre , una de las docenas de mujeres que demandaron a Epstein alegando que había abusado de ellas en sus casas en Florida, Nueva York, las Islas Vírgenes de Estados Unidos y Nuevo México.

Esta demanda en particular fue contra la exnovia de Epstein, Ghislaine Maxwell, quien fue condenada en 2021 por ayudar a reclutar a las víctimas de Epstein y cumple una pena de prisión de 20 años.
El abogado de Maxwell, Arthur Aidala, declaró que ella “no tiene nada que decir” sobre la «lista Epstein», pero que la ex socialité discrepa con el hecho de que la única persona que enfrenta consecuencias es una mujer. «No creo que ella tenga nada de que hablar excepto tal vez que si miras este crimen, este crimen en general, se trata de hombres que abusan de mujeres durante un largo periodo… y sólo hay una persona en la cárcel: una mujer», declaró.

En un conjunto de documentos difundidos en julio de 2020, Giuffre afirmó que Maxwell participó en el abuso sexual de niñas adolescentes por parte de Epstein. Estos documentos fueron publicados varias semanas después del arresto de Maxwell por su participación en el tráfico sexual de Epstein.

Giuffre afirmó que Maxwell la atrajo a la órbita de Epstein con el falso pretexto de trabajar como masajista profesional. En cambio, dijo Giuffre, Maxwell “me entrenó como esclava sexual”, según un documento en ese conjunto de reportes judiciales no sellados.

Entre los documentos desclasificados de este miércoles hay varias declaraciones de Giuffre y de Maxwell.

Se añade que «la acusada, por supuesto, tiene información relevante en este caso (…) pero se negó a responder numerosas preguntas sobre presunto sexo consensuado entre adultos».

Además, según la lista Epstein, «testificó que sufría una serie de lapsos de memoria y no podía recordar muchos de los temas clave en este caso». Antes, sugirió que «podría invocar su Derecho de la Quinta Enmienda a permanecer en silencio durante el interrogatorio», lo que no realizó.

Por sus «lapsos», Maxwell se negó a responder preguntas clave, por lo que Giuffre necesitó que «declaren otros testigos que tengan los conocimientos necesarios».

El The New York Times recordó en 2019 que hay cuatro mujeres que aparentemente eran relevante en la operación de Epstein que fueron señaladas como posibles “coconspiradoras” y recibieron inmunidad de la fiscalía en un acuerdo de culpabilidad ampliamente criticado que Epstein negoció con los fiscales federales en Florida hace más de una década: Sarah Kellen, Lesley Groff, Adriana Ross y Nadia Marcinkova.

En la lista Epstein se menciona a Sarah Kellen, exempleada del magnate que ha sido acusada por una víctima adulta de programar a sabiendas sus vuelos y citas con el financiero y Maxwell.

Se indica que «fue identificada específicamente por la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Florida como “potencial co-conspirador de Epstein” en el acuerdo de no procesamiento que firmó con Epstein como parte de su declaración de culpabilidad».

En la lista se agrega que «ella tiene información relevante porque estuvo presente durante el tiempo que Virginia estuvo con Epstein y la demandada, y ella viajó con todos ellos durante este periodo crítico».

Se añade que «se cree que trabajaba bajo la dirección y directamente bajo las órdenes de la señora Maxwell, quien le enseñó cómo reclutar mujeres para tener relaciones sexuales con el señor Epstein».

El portavoz de Kellen había dicho en una declaración de 2020 a CBS News que Kellen programó esas citas bajo la dirección de Epstein y Maxwell, y que Epstein abusó de ella «sexual» y «psicológicamente» «durante años». El comunicado señaló que Kellen «lamenta profundamente haber participado en esto».

Lesley Groff
Groff, asistenta ejecutiva de Epstein durante casi 20 años, fue una de las posibles coconspiradoras señaladas en el acuerdo de 2008 que los abogados de Epstein negociaron con la fiscalía en Miami, reportó el Times.

Sarah Ransome, quien demandó a Maxwell y otras personas asociadas a ella en 2017, declaró que Groff se encargaba de organizar los viajes y el alojamiento del aparentemente interminable flujo de adolescentes y jovencitas que le daban masajes sexuales a Epstein.

El abogado de Groff, Michael Bachner, llegó a decir que su clienta era parte de un equipo de profesionales que agendaba citas, tomaba recados y organizaba reuniones.

En un intercambio de correo electrónico que revisó el Times, Ransome le dijo a Groff que estaba monitoreando su peso por Epstein. “Por favor, podrías decirle también que ahora peso 57 kilos y que todo va bien”, escribió Ransome por correo electrónico a Groff en 2007.

Adriana Ross
Ross también fue nombrada como posible coconspiradora en el acuerdo de 2008, indicó el Times.

Cuando la policía de Palm Beach investigaba a Epstein alrededor de 2005, Ross se llevó tres computadoras de la mansión de Florida, dijo en una declaración Banasiak, el administrador de la casa. La policía anotó en sus reportes que las computadoras, de las cuales tenían motivos para sospechar que podían contener fotografías de niñas desnudas, no estaban cuando los investigadores llegaron, mencionó el medio.

Nadia Marcinkova
Los informes policiacos indicaron que otra “asistente” de Epstein, Marcinkova participó en actos sexuales con las víctimas de Epstein.

En la lista Epstein se agrega que «fue identificada específicamente por la Fiscalía Federal, Oficina del Distrito Sur de Florida como “potencial co-conspirador de Epstein” en el acuerdo de no procesamiento que ejecutó con el señor Epstein como parte de su declaración de culpabilidad».

Se añade que «participó en actos sexuales con menores de edad. También estuvo en numerosos vuelos con el demandado (en contradicción con el testimonio del acusado), y ella puede proporcionar un testimonio valioso sobre el papel de Maxwell en el reclutamiento de mujeres». Además, «tiene información relevante porque observó el reclutamiento de niñas menores de edad para tener relaciones sexuales».

Esta exmodelo estuvo bajo investigación policial en Palm Beach en 2005. Los registros policiales también muestran que los investigadores tenían indicios de que Marcinkova pudo haber sido menor de edad cuando se involucró con Epstein.

Los abogados de Marcinkova, Erica T. Dubno y Aaron Mysliwiec, dijeron en 2019 al Times que “como otras víctimas, Nadia Marcinko está y ha sido severamente traumatizada” y “necesita tiempo para procesar y entender lo que ha pasado antes de ser capaz de hablar al respecto”.

Con información de: El Universal

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *