17 de julio de 2024

Elon Musk quiere zanjar demanda contra Twitter tras más de dos años en disputa

El multimillonario empresario Elon Musk intenta desestimar una demanda realizada por antiguos accionistas de Twitter, ahora X, quienes en su momento lo acusaron de ocultar su participación en la empresa para tener ventaja antes de concretar la compra de la red social y asumir el control.

En una presentación a última hora del miércoles 3 de julio, Musk dijo a un tribunal federal de Manhattan que todos los argumentos “son indicios del retraso” en divulgar la tenencia accionaria previo a la compra de la entonces red social Twitter, que fue requerida por las normas de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), reveló la agencia Reuters.
La demanda colectiva propuesta fue presentada por un fondo público de pensiones de Oklahoma que representa a antiguos accionistas.

Al respecto, el multimillonario también dueño de Tesla argumentó que le resulta inverosímil que se sugiera que su intención fuera defraudar a los accionistas que no sabían que había tomado una participación del 9.2 por ciento en Twitter en ese momento, quienes al no saberlo se desprendieron de sus títulos, lo que les hizo perder grandes ganancias.
“Esto no es un plan para defraudar. Todos los indicios -incluidos los del alegato- apuntan a un error”, dijo.
Los inversionistas que presentaron la demanda dijeron que Musk y su gestor de patrimonio, Jared Birchall, sabían que una norma de la SEC obligaba al empresario a revelar que había adquirido más del 5 por ciento de las acciones de Twitter antes del 24 de marzo de 2022, pero que esperaron otros 11 días a pesar de ese requisito.

Musk tardó en revelar que había adquirido más del 5 por ciento de las acciones en circulación de Twitter, lo que provocó la investigación de la SEC y la demanda colectiva, retraso que, según la parte acusadora, permitió a Musk comprar más acciones a precios baratos, lo que le ahorró más de 200 millones de dólares.

Al respecto, el multimillonario también dueño de Tesla argumentó que le resulta inverosímil que se sugiera que su intención fuera defraudar a los accionistas que no sabían que había tomado una participación del 9.2 por ciento en Twitter en ese momento, quienes al no saberlo se desprendieron de sus títulos, lo que les hizo perder grandes ganancias.
“Esto no es un plan para defraudar. Todos los indicios -incluidos los del alegato- apuntan a un error”, dijo.
Los inversionistas que presentaron la demanda dijeron que Musk y su gestor de patrimonio, Jared Birchall, sabían que una norma de la SEC obligaba al empresario a revelar que había adquirido más del 5 por ciento de las acciones de Twitter antes del 24 de marzo de 2022, pero que esperaron otros 11 días a pesar de ese requisito.

Musk tardó en revelar que había adquirido más del 5 por ciento de las acciones en circulación de Twitter, lo que provocó la investigación de la SEC y la demanda colectiva, retraso que, según la parte acusadora, permitió a Musk comprar más acciones a precios baratos, lo que le ahorró más de 200 millones de dólares.

Con información de: Reporte Indigo

Compartir: