21 de junio de 2024

Canícula en México 2023: cuándo comenzará y a qué estados afectará.

La canícula, fenómeno meteorológico caracterizado por la disminución de las precipitaciones y el aumento de las temperaturas, está próximo a comenzar en México. Así lo adelantó Alejandra Margarita Méndez, coordinadora general del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), durante la sesión del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

 El comienzo de este fenómeno está previsto para la semana siguiente, explicó Méndez en la presentación del informe semanal.

“Es muy probable que para la próxima semana ya podamos dar el inicio del fenómeno de la canícula que se caracteriza por la disminución de precipitaciones y por aumento de temperaturas en lo que es el Litoral del Golfo y los estados del centro”, sostuvo la coordinadora.

Sin embargo, las consecuencias de este fenómeno podrían ser visibles desde esta semana, con la disminución escalonada de la lluvia.

Cuáles son los estados afectados por la canícula

El fenómeno de la canícula tiene una duración aproximada de 40 días. Los estados más afectados son los siguientes: Campeche, Chiapas, Colima, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán.

Las entidades afectadas en menor medida son Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Nayarit, Sonora y Sinaloa.

En tanto los estados que no se ven afectados por la canícula son Ciudad de México, Zacatecas, Aguascalientes, Coahuila y Querétaro.

Cuál es la diferencia entre la canícula y una ola de calor

La canícula se debe a la conjunción de varios factores: calentamiento excesivo del aire, cielo despejados y baja precipitación. Se presenta durante la última quincena de julio y dura poco más de un mes.

El fenómeno era conocido desde la época de las romanos, quienes lo asociaban con la constelación Can Mayor o Canícula y pensaban que se debía a que “el calor del sol se juntaba con la estrella Sirius (estrella con el mayor brillo), que se posicionaba del lado opuesto al astro en verano, lo cual producía aumento en la temperatura”, de acuerdo con la Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

La ola de calor también se manifiesta en un incremento de la temperatura. Sin embargo, se trata de fenómenos meteorológicos distintos.

Una ola de calor es causada por la presencia de un anticiclón en niveles altos de la atmósfera. Propicia el ambiente caluroso principalmente al noroeste, norte, noreste y occidente.

Las olas de calor son clasificadas como tal cuando durante más de tres días consecutivos las temperaturas son superiores al promedio. Típicamente tienen una duración mucho menor a la canícula.

En ese sentido la tercera ola de calor que afectó a gran parte del país el mes pasado fue atípica, ya que persistió durante 20 días.

Lo cierto es que en ambos casos es importante tomar precauciones, tales como utilizar ropa holgada y de colores claros, no realizar actividades físicas intensas bajo el sol, mantenerse hidratado permanentemente, utilizar protector solar grado FPS15 como mínimo, comer alimentos frescos, evitar permanecer en un vehículo con puertas cerradas y utilizar lentes de sol, gorra o sombrero.

Con información de Infobae.

—Fotografía: Issa Maldonado

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *