Se llevan el Nobel de Economía 2020 a los que mejoraron la teoría de las subastas


Los economistas estadounidenses Paul Milgrom y Robert Wilson ganaron el Premio Nobel de Economía 2020 por su trabajo en mejoras las subastas, que ha sido reconocido como beneficioso para compradores y vendedores de todo tipo de derechos como cuotas de pesca, franjas horarias de aterrizaje de aeronaves y derechos de emisión.

Entre las ideas de los dos economistas de la Universidad de Stanford hay una explicación de cómo los oferentes tratan de evitar la denominada “maldición del ganador”, que paga en exceso, y lo que sucede cuando comprenden mejor la apreciación del valor que tienen sus rivales.

“Las subastas están en todas partes y afectan nuestra vida diaria. Los galardonados de Ciencias Económicas de este año, Paul Milgrom y Robert Wilson, han mejorado la teoría de las subastas e inventado nuevos formatos de subastas, beneficiando a vendedores, compradores y contribuyentes de todo el mundo”, afirmó en Twitter el sitio web oficial del Premio Nobel.

Milgrom y Wilson idearon formatos para vender artículos interrelacionados simultáneamente. En 1994, las autoridades estadounidenses usaron uno de sus diseños de subasta para vender frecuencias de radio a los operadores de telecomunicaciones, una medida que desde entonces se ha copiado en otros países.

Wilson demostró que los postores racionales tienden a hacer ofertas por debajo de su mejor estimación de lo que él llamó el “valor común”, es decir, cuando se considera que el valor de un artículo es el mismo para todos, por temor a pagar demasiado.

Milgrom complementó la idea con teorías sobre “valores privados”, cuando el valor percibido de algo difiere de un postor a otro, y demostró que un formato de subasta le dará al vendedor mayores ingresos esperados cuando los compradores se enteran de los valores estimados de cada uno durante el proceso de licitación.

Entre las ideas de los dos economistas de la Universidad de Stanford hay una explicación de cómo los oferentes tratan de evitar la denominada “maldición del ganador”, que paga en exceso, y lo que sucede cuando comprenden mejor la apreciación del valor que tienen sus rivales.

“Las subastas están en todas partes y afectan nuestra vida diaria. Los galardonados de Ciencias Económicas de este año, Paul Milgrom y Robert Wilson, han mejorado la teoría de las subastas e inventado nuevos formatos de subastas, beneficiando a vendedores, compradores y contribuyentes de todo el mundo”, afirmó en Twitter el sitio web oficial del Premio Nobel.

Milgrom y Wilson idearon formatos para vender artículos interrelacionados simultáneamente. En 1994, las autoridades estadounidenses usaron uno de sus diseños de subasta para vender frecuencias de radio a los operadores de telecomunicaciones, una medida que desde entonces se ha copiado en otros países.

Wilson demostró que los postores racionales tienden a hacer ofertas por debajo de su mejor estimación de lo que él llamó el “valor común”, es decir, cuando se considera que el valor de un artículo es el mismo para todos, por temor a pagar demasiado.

Milgrom complementó la idea con teorías sobre “valores privados”, cuando el valor percibido de algo difiere de un postor a otro, y demostró que un formato de subasta le dará al vendedor mayores ingresos esperados cuando los compradores se enteran de los valores estimados de cada uno durante el proceso de licitación.

 

 

 

 

 

Fuente: Reuters

 






Lo más visto...

tiempoyforma