REDIM exige a autoridades en Chiapas investiguen a profundidad el caso de los estudiantes de Bochil


Como lo hemos dado a conocer, cerca de una centena de niños entre 11 y 15 años de edad de la Escuela Secundaria Juan Asbaje, resultaron intoxicados luego de ingerir agua con presunta cocaían, información que no ha sido confirmada hasta el momento por autoridades sanitarias ni de seguridad del estado de Chiapas.
 

En un comunicado emitido por la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) expresa su más enérgica condena por los hechos en los que resultaron afectados al menos 110 estudiantes de la Escuela Secundaria Juana de Asbaje, ubicada en Chiapas, quienes ingresaron intoxicados de forma masiva al Hospital Rural del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el municipio Bochil, presuntamente por el consumo de sustancias ilícitas como cocaína diluida en sus bebederos de agua, en un centro educativo de esa localidad.

"Llamamos al Estado mexicano y a sus autoridades a mostrar toda la determinación para tomar acciones que atiendan la grave indefensión en la que hoy se encuentran niños, niñas y adolescentes en México. Lo sucedido en esta escuela, evidencia el desamparo que en materia de política de seguridad y prevención siguen adoleciendo actualmente nuestras infancias en el país".

Instamos a las autoridades a analizar los hechos desde una perspectiva de violencia hacia la niñez y adolescencia y a cumplir con la obligación que tiene el Estado de garantizar sus derechos. Exigimos a todas las instituciones encargadas de  hacer justicia, a investigar con carácter de urgencia y de manera rápida y expedita este caso, el tercero que se registra en Chiapas en lo que va del año, según reportes de prensa. Demandamos que estos hechos no queden en la impunidad.






tiempoyforma