Ómicron en el mundo


Los casos de covid-19 en África empezaron a estabilizarse en las dos últimas semanas, según declaró este jueves el Dr. Abdou Salam Gueye, director de emergencias regionales de la OMS en África, en una sesión informativa virtual.

"Alentadoramente, después de un aumento de seis semanas, la cuarta ola pandémica de África que fue impulsada principalmente por la variante ómicron ha registrado su primer descenso de casos... esto marca el aumento de vida más corto hasta la fecha en el continente", dijo, al tiempo que advirtió que el subregistro durante el período de vacaciones podría ser un factor.

África oriental, central y meridional notificaron un descenso de casos en la semana que finalizó el 9 de enero, mientras que los casos en África occidental y septentrional aumentaron. Las muertes en todo el continente se incrementaron un 64% en la misma semana en comparación con la anterior, principalmente en personas infectadas de alto riesgo, aunque las muertes en la cuarta ola siguen siendo menores que en las anteriores.

En Sudáfrica, donde la oleada ha sido menos grave y con menos hospitalizaciones, "seguimos viendo infecciones e ingresos muy graves en pacientes que no están vacunados y también en pacientes que tienen comorbilidades, y esto incluye a la población de edad avanzada", dijo la neumóloga sudafricana Anita Graham.

Alrededor del 10% de la población africana ha sido vacunada, según el Dr. Gueye.






tiempoyforma