History estrena “X Company” la serie sobre espionaje de guerra


Un mundo de espías, sabotaje, acción y drama se apodera de la pantalla de History mañana desde las 21 con el estreno exclusivo para Latinoamérica de X-Company la serie que pone al descubierto el papel de Canadá en la Segunda Guerra Mundial.

 

De los productores de Orphan Black y los creadores de Flashpoint, X-Company –compuesta por ocho episodios, se centra en cinco jóvenes, altamente calificados, que dejan a un lado sus vidas cotidianas para formarse como agentes en un centro de entrenamiento ultra secreto en las orillas del lago Ontario: Camp X. Dos de ellos son famosos: Ian Fleming (creador de James Bond) y Roald Dahl (escritor de cuentos infantiles).

 

Alemania comenzaba a dominar parte de Europa y el norte de África. Tras la declaración de guerra de Estados Unidos a las Potencias del Eje, los Aliados necesitaban ponerse a la altura de sus enemigos no sólo en tácticas de combate, sino también en cuestión de espionaje.

 

Se necesitaban estrategas, espías; la solución, crear un campo que sirviera para entrenarlos: “Camp X,” ubicado de manera ultrasecreta en las orillas del lago Ontario, en Canadá. La historia permaneció oculta por algunos años, pero ahora llega a la televisión de Latinoamérica a través de History con el estreno de “X-Company”.

 

Cinco jóvenes altamente calificados dejan sus vidas cotidianas para adentrarse en el mundo del espionaje en favor de los Aliados.

 

Camp X fue creado en 1941, antes de que existiera la CIA (Central Intelligence Agency, Agencia Central de Inteligencia, por sus siglas en inglés) y como una estrategia para formar espías y combatir a las Potencias del Eje.

 

Hay una historia sobre un hombre llamado William J. Donovan muy cercano al presidente (Franklin D. Roosevelt). Él estaba un día en un partido de futbol cuando recibió una llamada, era el presidente y le dijo que quería verlo. Cuando se encontraron le comentó que declararía la guerra a Alemania y a Japón; Donovan contestó que sabía que habría problemas porque no tenían un sistema de inteligencia y no sabían lo que sucedía detrás de las líneas enemigas.

 

Roosevelt le dijo que hiciera algo para remediarlo. Donovan respondió que conocía a un hombre llamado William Stephenson (cuyo alias era Intrepid y dedicado a servicios de espionaje) y dijo que le llamaría. Seis días después de que la guerra fuera declarada por Estados Unidos, abrió “Camp X”, comenta Mark Ellis, uno de los creadores de la serie, en Budapest.

 

Excélsior fue uno de los medios de comunicación internacionales invitados al set que se construyó en la capital húngara. Ahí, en unos estudios ubicados en la periferia de la ciudad, se construyó una réplica de lo que fue “Camp X” y que ahora ya no existe.

 

La temperatura ambiente alcanza los 35 grados centígrados y el calor llega a ser intenso para los actores que graban, con vestuario de época, la segunda temporada de la serie.

 

“X-Company”: presenta, en la mayoría de los casos, personajes ficticios, pero ubicados en situaciones reales. Stephanie Morgenstern, la otra creadora de la emisión, explica el origen del personaje de una niña de unos 8 años que se muestra en el primer capítulo.

 

En él, la pequeña reta a soldados nazis y éstos la castigan al punto de casi matarla.

 

“Se trata de mi madrastra. Ella vivía en un pequeño pueblo al sur de París y estaba muy enojada porque su ciudad entera estaba tapizada con suásticas y banderas alemanas. Su madre le dijo: “Ante cualquier situación, compórtate. No los retes. No sabes lo peligroso que pueda ser la situación”.

 

“Pero ella estaba muy enojada. En la escuela le pidieron que alineara todas las sillas para una asamblea (nazi), pero ella, de manera valiente, pero también muy tonta, decía que no estaba feliz por la ocupación alemana”, comparte Morgenstern.

 

Algo similar sucedió con la actriz Evelyne Brochu, quien interpreta a la estratega Aurora Luft. Para su personaje, la canadiense se inspiró en un libro de Agnès Humbert, una mujer que fue parte de la Resistencia Francesa.

 

Alguien dentro del programa dijo una frase en la que también me inspiré. ‘Cuando tienes que pelear con el diablo, debes aprender las formas del diablo’. Es algo sobre que tienes que comprometerte contigo misma para llegar a tu meta. La mujer de la que hablo era muy noble, sufrió, sacó su dignidad y nunca declinó; fue ella la que me inspiró para hacer a Aurora”, explica Brochu.

 

Más de 60 años han transcurrido y el papel de la mujer ha cambiado desde entonces. Para principios de los años 40 del siglo pasado, parecía imposible que una mujer tuviera un papel preponderante en un mundo dominado por hombres. Sin embargo, fue posible.

 

Evelyne Brochu reconoce la dificultad para tener “un liderazgo en una era antes del feminismo. Me di cuenta que sería algo complicado. Recuerdo que estábamos grabando el episodio dos, con el director David Frazee. Tenía una escena con (el personaje de) Tom (Dustin Milligan), le dije que tenía que sentarse en un sitio y cuidar de una familia, pero (el director) me dijo: ‘sé más fuerte’ y yo contesté que estaba tratando de convencerlo y me dijo: ‘¡No! Eres el líder, eres el sargento, selo’.

 

“X-Company” muestra a mujeres que tuvieron gran participación en la Guerra no sólo como espías, sino en otros ámbitos, tal como sucedió con Josephine Baker, la cantante estadunidense que colaboró también con la Resistencia Francesa.

 

Héroes de carne y hueso

 

La emisión cuenta con las actuaciones de Connor Price, quien da vida a Harry James, el más joven del equipo y el más ingenuo.

 

Jack Laskey es Alfred Graves, que posee una condición de sinestesia que le da una memoria casi perfecta.

 

También aparece el británico Warren Brown, quien presta su cuerpo a Neil Mackay, un hombre musculoso, calculador y que luchó contra el prejuicio de ser parte de la clase obrera al convertirse en un policía.

 

Con información de Excélsior. 

Foto: Twitter






tiempoyforma