Es una desagradable coinicidencia los sismos de alta magnitud en un mismo día, especialista


Nuevamente el 19 de septiembre será recordado por un nuevo sismo que se sintió en la costa occidental de la república. Y es que después del Simulacro Nacional realizado a las 12:19 horas de este lunes con la hipótesis de un sismo de magnitud de 8.1 con epicentro en Michoacán, nuevamente volvió a temblar.
 
El sismo de magnitud 7.7 que fue el último ajuste por parte de Sismológico Nacional dejó un muerto en Colima, y daños en estructuras en varias localidades donde se percibió el movimiento.
 
Para el doctor Luis Quintanar Robles, secretario académico del Instituto de Geofísica de la UNAM, en conferencia de prensa mencionó que “desde el punto de vista técnico no existe la certeza y la probabilidad de que los sismos ocurran el mismo día”.

Es una desagradable coincidencia.

Recordó que hace unos días, el 14 de septiembre hubo un sismo de magnitud 5 en la zona de Guerrero, por lo que es posible que éste haya liberado algunos esfuerzos y en consecuencia se haya facilitado el movimiento entre las placas tectónicas, la de Cocos y la Norteamericana, lo que pudo generar el sismo ocurrido el día de hoy.

“A lo largo del año ha habido 22 sismos de magnitud mayor a 5 y todos esos pueden, en un momento dado, disparar algún sismo mayor mediante una liberación de energía que transfiera los esfuerzos a la zona del actual sismo”.

Por su parte, el doctor Víctor Hugo Espíndola, del Servicio Sismológico Nacional, destacó que si se observa todo el catálogo del registro sísmico del país hay sismos mayores de magnitud 7 que se han repetido también en varias ocasiones durante otros meses, por lo que agrega  “la probabilidad de que ocurra el mismo día es muy baja, pero que una probabilidad sea muy pequeña, no quiere decir que no pueda ocurrir”.

Asimismo, si se revisa el catálogo completo, se podrá identificar  que septiembre no es el mes de la ocurrencia del mayor número de sismos en México.

No se descartó que la coincidencia que tanto inquieta a la población en algún momento pudiera ser objeto de una investigación con rigor científico, desde la sismología.

Sin embargo, lo más importante es ser consciente de que México es un país sísmico, por lo tanto, no debemos descuidar las recomendaciones, principalmente que las construcciones sean más resistentes. 

 






Lo más visto...

tiempoyforma