En Honduras de la Sierra, retienen patrullas y secuestran a encuestadores del INEGI


 

 

  • Pobladores de cuatro ejidos exigen regresar a su municipio de origen, Siltepec

 

Texto: Issa Maldonado

Tuxtla Gutiérrez.- En los ejidos Pablo Galeana, Cerro Perote, Santo Domingo La Cascada y Ángel Díaz, enclavados en la Sierra de Chiapas, no hubo consenso ni consentimiento de 7,000 pobladores que, con la retención de dos patrullas y la privación de libertad de tres trabajadores del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, exigen la desincorporación del municipio de Honduras de la Sierra.

Al Congreso del Estado de Chiapas, una veintena de pobladores del recién creado municipio Honduras de la Sierra -en abril de 2018-, exigieron la intervención de las y los diputados para que se desincorpore a las cuatro comunidades y se regrese al municipio original, Siltepec.

Los campesinos han recrudecido su protesta con la retención de una patrulla de la policía municipal y otra de Protección Civil, así como tres trabajadores del INEGI que no han podido regresar a sus casas luego de que fueran privados de su libertad cuando aplicaban encuestas del Censo Agropecuario 2022.

En Honduras de la Sierra se disputan 70 hectáreas de terrenos donde se produce café, maíz, chilacayote, tomate y fríjol, pero donde no han llegado los programas del campo.

Rey Cruz Roblero Ramírez señaló que la situación en el municipio es tensa, tras cinco años de exigencia de seguir perteneciendo a Siltepec, pues en las elecciones no hubo conceso.

Los trabajadores del INEGI son Gamaliel Pivaral Díaz, Iner Sandro Rivera y Estalín Pérez Morales, a quienes, según los pobladores, se les ofrece alimentos tres veces al día y mantienen comunicación con sus familias.

Ante ello, Cruz Roblero indicó que liberarán a los tres funcionarios hasta que las autoridades acuerden que los cuatro ejidos serán desincorporados de Honduras de la Sierra y regresen a Siltepec.

"El pueblo se desbordó, rebasó, aun cuando pedimos ningún acto de autoridad nos enviaron al personal para realizar el censo agropecuario, pisotearon las tierras y ha inconformado al pueblo", manifestaron los campesinos.

Por ello, los representantes de los cuatro ejidos entregaron a la Oficina de las Partes del Congreso del Estado un documento en el que exigen dejar de depender de Honduras de la Sierra, creada en abril de 2018 pero que hasta 2020 el Congreso local nombró a su primera autoridad, un concejo municipal presidido por Noé Pérez Morales, donde no llegan obras a pesar de haber designado un presupuesto de 42 millones de pesos.

“No queremos ser más municipio de Honduras de la Sierra, las tres comunidades que sí quieren pertenecer al municipio están divididos: Las Delicias, El Letrero y Honduras de la Sierra, queremos pertenecer a Siltepec”, mencionó Cruz Roblero.

Los campesinos, acusaron al diputado federal de Morena, Ismael Brito Mazariegos, de haber impulsado la creación del municipio.

En Honduras de la Sierra “no hay tiendas grandes, no hay bancos, no hay crecimiento desde la creación del nuevo municipio, no nos podemos llevar, no hay comprensión, no hay paz social y no hay obras en los siete ejidos”.






Lo más visto...

tiempoyforma