SINFRAC advierte sanciones a constructores que retrasen la obra pública estatal


El Secretario de Infraestructura y Comunicaciones anunció la implementación de un protocolo que obliga a constructores y funcionarios a cumplir sus responsabilidades contractuales

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- La Secretaría de Infraestructura y Comunicaciones (Sinfrac) del Gobierno del Estado presentó un protocolo de validación de estimaciones y ejecución de obra pública, a fin de eficientar los tiempos y calidad de entrega, el cual sanciona e incluso rescinde  contratos a funcionarios o contratistas que retrasen el desarrollo de la infraestructura estatal.

Durante una reunión con la estructura interna de Sinfrac, el titular de la dependencia, Bayardo Robles Riqué pidió instaurar el protocolo que básicamente atiende las normativas existentes y las aplica, es decir, solamente se obliga a los funcionarios y empresarios  a cumplir sus contratos y obligaciones laborales.

Por ello, destacó que esta determinación no obedece a alguna irregularidad encontrada, sino en la necesidad de tener mejoras continuas en el ejercicio público de la infraestructura.

En este marco, detalló que gracias a la transparencia y buenos manejos del Gobierno del Estado, la ciudadanía de nueva cuenta cree en la ejecución de obra pública estatal y los resultados están a la vista, con mejoras claras a la infraestructura.

Subrayó que la Secretaría de Infraestructura se ha transparentado, priorizando la ejecución de polos de desarrollo mediante el ejercicio constructor limpio y rescatando proyectos que habían sido abandonados en el pasado.

“Se trata de poner orden, no se quitarán obras ni trabajo a nadie que cumpla, los constructores pactan tiempos, pues se les pedirá que los respeten, así como la calidad de las obras, y cuando los responsables del retraso sean funcionarios también ellos serán sancionados”, dijo.

Explicó que las sanciones, en el caso de la estructura interna de Sinfrac, no recaerán sobre la base trabajadora, pues se respetarán sus conquistas laborales, pero sí sobre los funcionarios de primer nivel que pudiesen estar retrasando el proceso de validación de obras, pagos y la eventual conclusión de las mismas.

En el caso de las constructoras, se les informará de manera jurídica sobre la necesidad de cumplir sus contratos y quienes no lo hagan serán sancionados, y en caso de reincidencia se les revocará el contrato y se entregará a otros empresarios, priorizando a los chiapanecos, para que se entreguen en tiempo y forma las obras que necesita la ciudadanía.

“Ya se venía sancionando a los empresarios que incumplieron tiempos y normativas, pero el análisis concienzudo del proceso de obra pública estatal evidenció la necesidad de exigir el cumplimiento de las responsabilidades a cada una de las partes, es por eso que se determinó poner orden en la Secretaría que guarda cuentas claras y busca mantener el rumbo de transparencia”, dijo.

Al respecto, los funcionarios aceptaron de buena manera la instauración del protocolo y reconocieron el interés de Bayardo Robles Riqué, por mejorar el desarrollo de la obra pública en Chiapas.





También te puede interesar...