Preocupación entre tortilleros por el riesgo de irse a quiebra


Mario Alberto Coutiño Fonseca, del Consejo Estatal de Industriales de la Maza y la Tortilla, señaló que hay preocupación de muchos de sus compañeros de irse a la quiebra, por las cargas fiscales, competencia de bajos precios y el incremento de nuevas tortillerías con capitales foráneos, inclusive.

Dijo que las inversiones en el sector son bienvenidas, pero que jueguen limpio, porque los verdaderos industriales saben cuánto cuesta sacar un kilo de tortilla, y a las pruebas se remite en la máquina que se elija.

Tan solo el año pasado se abrieron alrededor de 100 tortillerías, y ahí la autoridad debe hacer valer su competencia de constatar si están o no regularizadas.

Enfático dijo que las empresas sociales como las que tienen en este sector, no ven como un aliciente el beneficio de la reforma energética, en cuanto a que no incrementarán las tarifas a partir de este año, porque enfrentan cargas fiscales que no pueden cumplir.

Anotó que el problema no es pagar, sino que no hay liquidez en la industria, los negocios van a la baja, debido a la competencia  de bajos precios de algunos, que quien sepa cómo le hacen.

Pidió a las autoridades estatales que se convoque a una mesa de trabajo, donde estén todos los grupos de tortilleros y autoridades de Hacienda, a efecto de ir buscando mecanismos que permitan seguir trabajando, porque de seguirse de frente con las medidas fiscales establecidas por ley y la competencia de bajos precios, muchos llegarán acabar con sus establecimientos.

Sin embargo, pese a la situación que están viviendo estas empresas sociales no debe darse un incremento al precio de la tortilla, pero lo que se puede dar es una regularización de precios, a afecto de que los establecimientos no corran más el peligro de irse a la quiebra.

Anotó que el mecanismo que ha establecido el otro grupo de industriales Somos Chiapas, de otorgar descuentos al precio del kilo de tortilla, mediante credencial, vino a descomponer la situación de muchos de sus compañeros.

Reconoció que se trata de una buena idea pero que impactó negativamente en la industria de la masa y la tortilla, todo con el afán de buscar espacios políticos.

Enfático dijo que todo mundo tienen derecho de hacer uso de sus derechos políticos, pero no a las costillas de los demás, el interesado que apueste su capital económico y le entre si quiere, pero no a las costillas de los demás.

El dirigente histórico de los tortilleros sostuvo que en su caso se suma apoyar a quien busca espacios políticos, pero con aquel que camine, que bata lodo y no baje de un pedestal.

Invitó a sus compañeros de la industria que reflexionen, que vean su corrida financiera, porque están a punto de la quiebra o que los embarguen y pierdan lo poco que han hecho. 





También te puede interesar...