La piel oscura: Ventajas y desventajas


La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano pues mide alrededor de dos metros cuadrados y cumple numerosas funciones, pero aquí nos centraremos en su faceta de barrera defensiva.

 

Por ser la primera capa y el escudo de nuestro cuerpo, la piel está expuesta a una gran cantidad de agresiones externas e internas que la van debilitando. Mientras el paso del tiempo hace sus efectos, el tejido cutáneo manifiesta signos de envejecimiento: arrugas, flacidez y manchas, desperfectos generados en gran medida por la incidencia de los rayos de sol. El pigmento natural de la piel, la melanina, ofrece una cierta protección contra ellos, ya que absorbe la radiación ultravioleta y protege el ADN.

 

En la melanina se concentra el poder de la pieles oscura, pues al contener una cantidad mayor, tiende a deteriorarse menos. Esta sustancia se acumula en los melanosomas, un tipo de compartimento que pertenece al citoplasma. El tamaño de esos almacenes de pigmentos determina en gran medida la tonalidad cutánea, y como los melanosomas de las personas de raza negra son mayores que los de la blanca, son ellos los de piel más oscura los que sufren en menor medida las consecuencias del fotoenvejecimiento.

 

Pero no todo es miel sobre hojuelas porque la piel oscura sintetiza peor la vitamina D, y el exceso de pigmentación suele dar lugar a la formación de cicatrices queloides o manchas irregulares en la tez. 

 

 

Foto: imujer

Con información de Muy Interesante