8 razones por las que siempre tienes hambre


Hay factores como cuánto ejercicio hacemos y con qué intensidad, nuestro tipo de dieta o cambios hormonales (especialmente en mujeres) que pueden aumentar o disminuir nuestro nivel de hambre. Pero si de plano todo el día tienes hambre o te la pasas de antojito en antojito, puede que la solución sea muy fácil:

  1. Estás deshidratado: muchas veces el hambre se confunde con sed, si tienes ganas de comer, aunque no haya pasado mucho tiempo desde tu última comida intenta tomar un vaso de agua y esperar unos minutitos. También vuelve costumbre el tomar un vaso de agua en la mañana, antes de cualquier alimento.

 

  1. No dormiste bien: la falta de sueño y de descanso incrementan los niveles de ghrelina (la hormona del hambre) en nuestros cuerpos. Como ya sabemos lo ideal es dormir de 7 a 8 horas al día.

 

  1. Comes muchos carbohidratos procesados: los cuales aumentan los niveles de azúcar en la sangre y nos vuelve “adictos” y con ganas de esa segunda galleta, dona, pan, o lo que sea. Disminuye, o si puedes elimina este tipo de alimentos de tu dieta y vas a ver como esos antojitos se te van a ir quitando

 

  1. Estás muy estresado: no sé ustedes, pero cuando yo me estreso me da mucha ansiedad y sólo me dan ganas de comer chatarra. Esto pasa porque cuando estamos estresados se reducen los niveles de serotonina y el cerebro nos “engaña” haciéndonos sentir hambre. Para reducir tu nivel de estrés puedes meditar, tomar clases de yoga, o hacer ejercicio.

 

  1. Tomas mucho alcohol: está comprobando que el alcohol, aunque sea una copita de vino, nos da más antojo nos de comidas con muchas calorías. Mejor sigamos el consejo que siempre nos dieron nuestros papás: no tomes con el estómago vacío, come antes de tomar.

 

  1. Te saltas comidas: como ya todos sabemos, el saltarnos comidas y específicamente el desayuno, no hace que adelgacemos; al contrario. Lo único que va a pasar es que cuando sí comas, vas a comer de más y es mucho más probable que te vayas por las opciones menos sanas. Acuérdate: son 5 comidas al dia.

 

  1. Ves mucha comida: que ni se te ocurra buscar #FoodPorn en Instagram o en Pinterest porque te vas a encontrar con comida que nunca imaginaste. Yo soy la típica que sigue a todos los food bloggers o que si veo un video de comida en Facebook me lo pongo a preparar en ese momento. Estamos tan rodeados de comida en redes sociales y anuncios que muchas veces comemos solo porque lo vimos, no porque realmente tengamos hambre.

 

  1. Comes muy rápido: si te han aplicado el “¿Qué pasó? ¿Se te cayó tu comida?” probablemente eres de lo que aspira su comida. El problema de comer muy rápido es que no le das tiempo al cerebro de registrar que ya estas lleno y terminas comiendo mucha más cantidad de la que necesitas.

Autor: Mónica Garza

Mónica es colaboradora en exclusiva de Tiempo y Forma. Su pasión por viajar y conocimiento de actividades en nuestro país le da un tono especial en sus a...