"Zotoluco" corta dos orejas y sale a hombros de la Plaza México


El diestro capitalino Eulalio López "El Zotoluco" salió hoy bien librado de su primera encerrona en la Monumental Plaza México, al cortar dos merecidas orejas en lo que fue la sexta tarde de la Temporada Grande 2014-15.

 

El torero de Azcapotzalco lidió en solitario seis ejemplares de los hierros de Marrón, Javier Garfias, Jaral de Peñas, Montecristo, Xajay y Fernando de la Mora, todos de buena presencia, juego irregular y variado.

Destacó el toro corrido en el quinto sitio, de la ganadería de Xajay, el cual mereció arrastre lento, en esta tarde en la que Eulalio López demostró toda su experiencia de casi 30 años.

Abrió la tarde "Zotoluco" con el toro "Sin querer queriendo" de 519 kilos de Marrón, con el que mostró de inmediato sus deseos de agradar al público capitalino, el cual hizo una gran entrada de más de 15 mil asistentes, que presenciaron esta encerrona.

Con capa y muleta, "Zotoluco" dominó y entendió al burel, al que hizo pasar con suavidad por sus avíos, sin embargo la faena no alcanzó mayor altura, al venir a menos el enemigo. Mató con espadazo caído y pese a la petición, sólo escuchó ovaciones.

Con "Chapulín" de 487 kilos de Javier Garfias, Eulalio López mejoró su trasteo hasta lograr variadas y lucidas tandas por ambos lados, ante un rival que le permitió mayores libertades, mismas que aprovechó.

El diestro capitalino coronó esta brillante labor con un estupendo espadazo en todo lo alto, el cual levantó de nuevo la petición de oreja, misma que ahora si fue concedida por el juez Gilberto Ruiz.

Con "Río dulce" de 513 kilos de Jaral de Peñas, Eulalio volvió a lucir con la capa, al lograr suertes de su amplio repertorio, mismas que gustaron. Con la muleta poco logró, ante un toro sin emotividad y al que tardó en matar, para escuchar palmas.

El cuarto fue "Chespirito" de 503 kilos de Montecristo, con el que "Zotoluco" batalló durante su lidia, luego que el ejemplar resultó complicado y desobediente, de ahí que el diestro tuvo que emplearse a fondo.

Ante la presión del público, Eulalio López decidió terminar su esmerada y voluntariosa labor, con un espadazo que tardó en hacer efecto mortal, por lo que se fue en división de opiniones, con el silencio y algunas palmas.

"Mandamás" de 485 kilos de Xajay, resultó el mejor toro de la tarde, al que "Zotoluco" aprovechó de gran forma con un trasteo meritorio, variado y templado, ante los aplausos del público que estuvo metido en la aseada labor del torero de Azcapotzalco.

López Díaz concluyó su labor con otro espadazo certero, el cual tardó otra vez en hacer efecto, de ahí que escuchó un aviso y empleó un descabello, para recibir la petición de oreja, misma que fue concedida sin discusión.

El último de la tarde fue "Venadito" de 550 kilos de Fernando de la Mora, con el que "Zotoluco" ya muy poco pudo hacer, luego que el ejemplar resultó muy rajado y de poco juego, pese a los intentos que tuvo el matador.

Un pinchazo, el único de toda la tarde, otro espadazo, un aviso y dos descabellos fueron el colofón de esta encerrona del "Zotoluco", primera que afrontó en la Monumental Plaza México, de la cual salió en hombros, luego de las dos orejas cortadas.






Lo más visto...

tiempoyforma