Urge compromiso de Europa contra desempleo juvenil: Lagarde


Enfrentar el problema del desempleo juvenil debe ser una responsabilidad común de gobiernos, iniciativa privada y la sociedad en su conjunto, advirtió hoy la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

 

Al participar en la inauguración del año académico de la Universidad Bocconi de Milán, Lagarde señaló que “hoy en Italia la desocupación juvenil supera el 40 por ciento, el porcentaje más alto en casi 30 años. Si los desempleados formaran una región sería tan grande como Umbria (centro), con 700 mil personas”.

Pero recordó que el desempleo juvenil no es sólo un problema italiano, sino europeo y citó un reporte publicado este martes por el FMI según el cual el promedio en los países avanzados el impacto negativo que tiene un crecimiento débil es tres veces más alto en los jóvenes que entre los desempleados adultos.

“En los países económicamente más vulnerables el 70 por ciento de la desocupación juvenil puede ser imputado a la debilidad del crecimiento”, subrayó.

En ese sentido, dijo que la recuperación del crecimiento económico debe ser una prioridad absoluta y señaló que cada punto porcentual de aumento del Producto Interno Bruto (PIB) italiano disminuiría el desempleo juvenil en 0.6 puntos porcentuales.

“El desempleo persistente no solamente afecta la actividad económica, sino también la autoestima de las personas y lacera la propia estructura de la sociedad y de las instituciones, dando origen a desigualdades y, a veces, a violencia”, advirtió.

Pero resaltó que en muchos países, incluida Italia, el desempleo juvenil ya era alto cuando explotó la crisis, que empeoró la situación.

En ese sentido aseguró que “ciertas” características del mercado laboral, como los altos niveles de protección para los trabajadores con contratos a tiempo indeterminado o los elevados costos de contratación no favorecen el empleo juvenil.

Lagarde también dijo que el bajo crecimiento y la baja inflación forman una mezcla “tóxica” y crean un circulo vicioso que es necesario superar en toda Europa.

Para superar la situación la funcionaria recomendó a Italia la reforma de un mercado laboral caracterizado por el “insider-ousider”, es decir, los insideer tienen contrato a tiempo indeterminado con altos niveles de protección.

Por su parte, los outsider, sobre todo jóvenes, sufren con contratos temporales y preparación reducida.

“Esto no solamente es injusto, sino también ineficiente, pues las empresas tienen pocos incentivos para invertir en los jóvenes. Por esto la reforma laboral (del gobierno italiano) y su objetivo de crear nuevos contratos de trabajo con una protección gradualmente creciente es muy importante”, señaló.

Lagarde también se refirió a la necesidad de que la política monetaria siga jugando un papel crucial en el apoyo a la demanda y recordó las recientes medidas del Banco Central Europeo (BCE), que anunció “significativas adquisiciones directas de obligaciones provadas”.

“Estas iniciativas deberían ayudar a apoyar la demanda y a evitar riesgos de una inflación persistentemente baja”, anotó.

Dijo que la política monetaria por sí sola no es suficiente y que también la política fiscal es fundamental para apoyar el crecimiento y el empleo.






Lo más visto...

tiempoyforma