Una visita al espacio: Desde tres lentes diferentes, Cuarón - Nolan - Scott


GRAVITY - 2013: EL ESPACIO ARTÍSTICO DE CUARÓN.

Gravity, protagonizada por Sandra Bullock y George Clooney, en un thriller trepidante que se detiene en el reino infinito e implacable del espacio profundo. Bullock interpreta a la doctora Ryan Stone, una ingeniero médico brillante, en su primera misión en un transbordador, con el veterano astronauta Matt Kowalsky (Clooney). Pero en un paseo exterior, aparentemente de rutina, una lluvia de basura espacial, formada por trozos de satélites y estaciones espaciales, impacta sobre ellos. El servicio de transporte es destruido, dejando a Stone y Kowalsky completamente solos - atado a nada más que a los demás y en espiral hacia la oscuridad. El silencio ensordecedor les dice que han perdido cualquier vínculo con la Tierra y cualquier posibilidad de rescate. Como el miedo se convierte en pánico, cada bocanada de aire agota lo poco  que queda oxígeno. Pero el único camino a casa puede ser el de ir más lejos en la inmensidad aterradora del espacio.

El argumento (basado en un relato coescrito por el mismo Cuarón y su hijo Jonás) nos presenta a dos personajes en lucha, en supervivencia. Se dice que dentro de las producciones cinematográficas, el cincuenta por ciento de la dirección está en la selección de actores. La usualmente criticada Sandra Bullock gana en elogios por su destacada interpretación, sin caer en excesos histriónicos ni respaldarse excesivamente en trucos de maquillaje, porque presenciamos a una persona real, con el peso de sus experiencias y emociones claramente visibles en sus ojos, sus actitudes y hasta en su simple presencia física. Por otro lado, tampoco sería justo ignorar el buen trabajo del experimentado Clooney como el parlanchín Kowalsky. Sin duda ambos están a la altura del excelente libreto.

En cuanto al aspecto visual, es preciso mencionar que como en todas las obras de Cuarón éste cuenta con el respaldo del genial Emmanuel “El Chivo” Lubezki quien pone especial atención en crear composiciones magistrales, de tal forma que, como reza el cliché, “cada cuadro de película es una obra de arte”. Cuarón y Lubezki hacen uso  de todas las modernas técnicas efectistas de edición y fotografía, pero nunca gratuitamente. Todos los trucos de cámara (incluyendo los efectos digitales) están utilizados para servir al guion y para subrayar las emociones de los personajes. Un film que pasa de lo detallado en su forma como en su concepto técnico. Un gran logro para el ahora ganador del Oscar a mejor director mexicano Alfonso Cuarón.

 

INTERESTELAR-2014: EL ESPACIO CIENTÍFICO DE NOLÁN.

En un futuro próximo, la Tierra ha sido devastada por la sequía y la hambruna, causando una escasez de alimentos y cambios extremos en el clima. Cuando la humanidad se enfrenta a la extinción, un misterioso fenómeno en el continuo espacio-tiempo se descubre, dando a la humanidad la oportunidad de ampliar su vida útil. Un grupo de exploradores debe viajar más allá de nuestro sistema solar en busca de un planeta que pueda sostener la vida. La tripulación del “Endurance” esta obligada a pensar en grande e ir más lejos que cualquier ser humano en la historia mientras se embarcan en un viaje interestelar hacia lo desconocido. Coop, (Matthew McConaughey) el piloto del “Endurance”, debe decidir entre ver a sus hijos de nuevo y el futuro de la raza humana.

Nolan nos presenta un espacio cíclico, en donde el tiempo juega un papel importante. Plagada de terminologías cuánticas, es un viaje a través de las teorías del universo. La mejor manera de explicar la teoría general de la relatividad, la teoría de la gravedad de Einstein, es usar la dilatación del tiempo gravitatoria. Conforme la intensidad del campo gravitatorio crece, el tiempo corre más lento. De tal forma que el principio es el fin y todo lo que se observa durante el film es un estudio científicamente detallado de lo que podría representar la vida en otros planetas.

Sin duda, una película para ver un par de veces y comprender que la existencia del hombre en la tierra es tan atemporal como el sentido mismo de nuestra existencia. Inteligente, poderosa, y con espléndidos efectos visuales ganadores del Oscar en la entrega pasada. Interestelar es la clara visión de un director que narra, educa y propone una fantasía espacial más cercana a la razón

.

 

MISIÓN RESCATE- 2015: EL ESPACIO MUSICAL DE SCOTT.

Basada en la novela de Andy Weir “The Martian”, Misión Rescate se desarrolla en el desolador entorno del planeta Marte, donde el astronauta Mark Watney (Matt Damon), un botánico e ingeniero mecánico de la NASA, es abandonado por accidente cuando la tripulación del Ares 3 liderada por la comandante Lewis (Jessica Chastain) debe evacuar su lugar de aterrizaje ante una tormenta de arena. De ese modo, y ya sin su tripulación, Watney se ve obligado a encontrar la forma de regresar a la Tierra y sobrevivir confiando en sus habilidades científicas, antes de que se le agoten los suministros. Mientras tanto en la NASA a través del científico Vincent Kapor (Chiwetel Ejiofor) descubren que Mark podría estar vivo. Entonces Kapoor, con la ayuda de de su colega Annie Montrose (Kristen Wiig) y el director Teddy Sanders (Jeff Daniels), comienzan a trabajar sobre su rescate, todo esto ante la atención del ojo público.

Ridley Scott, mejor conocido como el director que trajo a la pantalla películas como Aliens, Blade Runner y, claro, Gladiador, regresa nuevamente al cine espacial luego de Prometeo, con una propuesta menos controversial y sí, más armónica. Los productos de Ridley siempre tienen gran calidad técnica, aunque últimamente haya perdido la parte narrativa (Robin Hood y Éxodo). Sin embargo en Misión Rescate se siente más relajado aunque con una historia predecible, al final funciona y emociona. Durante su desarrollo nos presenta un soundtrack alternativo, alejado de las grandes sinfonías y notas dramáticas, canciones como Starman de David Bowie, Waterloo de Abba, Turn the beat around de Vicki Sue Robinson y concluye con I will survive de Gloria Gaynor. En síntesis es una película que entretiene, que nos muestra un lado más alentador de la raza humana y que define a Ridley Scott como uno de los mejores directores de sinfonías espaciales.


Autor: Álvaro Zúñiga

Estudié Relaciones Internacionales, Administración Publica y Enseñanza del Idioma Inglés. Gusto por viajar y mi ciudad favorita es San Diego, California por...






Lo más visto...

tiempoyforma