Trucos para leer muchos más libros al año


En épocas donde Internet y las redes sociales se llevan gran parte del tiempo de las personas, la lectura de libros ha quedado en segundo plano. Sin embargo, resulta fundamental volver a incorporar el hábito, ya que es sabido que leer tiene efectos muy positivos sobre la personalidad y el estado de ánimo. Se dice que la lectura ayuda a reducir el estrés y se presenta como un gran estímulo para el funcionamiento de la mente, además de que permite nutrirse y hacerse de información y nuevos conocimientos. Si quieres que estos efectos surjan en tu personalidad, a continuación te dejamos algunos trucos para leer muchos más libros por año.

Lee sólo porque tú quieres hacerlo

Muchas personas han abandonado el hábito de la lectura, sólo porque las instituciones educativas lo han implementado como algo obligatorio. Una mala experiencia escolar, o la presión de algún profesor, puede generar aversión sobre los libros y hacer perder totalmente el interés. Si te sientes identificado, y deseas volver a retomar tus lecturas favoritas, recuerda que debes hacerlo porque tú lo quieres y no dejar que esto se vuelva una acción obligada.

Encuentra tu formato preferido

Puede que trasladarte de un lado a otro con libros pesados resulte algo incómodo o engorroso. Si quieres leer en el transporte público, en salas de espera, o haciendo tiempo fuera de casa, la mejor opción son los libros electrónicos, o la descarga de libros para leer en tu celular.  Claro que los libros de papel también tienen su magia, aunque son más cómodos de leer dentro de casa. Todas estas opciones son válidas, sólo que debes elegir la opción más conveniente para tí y para cada ocasión particular. En caso de querer adquirir libros digitales, puedes aprovechar los descuentos del Buen Fin en ebook readers y conseguirlos a precios muy accesibles.

Ponte objetivos realistas

Si quieres leer una determinada cantidad de libros al año, debes procurar que tus expectativas sean razonables y realistas. Debes comenzar de a poco, incorporando la lectura diaria, y determinar cuánto tiempo y energía real tienes para hacerlo.

Lee sin presiones

Puede que tomes un libro y te sea dificultoso continuar con su lectura. Existe la “regla de las 50”, la cual propone que si luego de las 50 páginas la lectura sigue siendo odiosa o forzada, es momento de abandonarlo. No tiene nada de malo dejar un libro sin terminar, si el mismo no te genera felicidad. Si esto no sucede, lo más sano es decidir abandonarlo, y comenzar otra lectura que sí te resulte placentera.

Reemplaza otros hábitos cotidianos por la lectura

Tal como lo dijimos al principio, seguramente pasas mucho tiempo con tu celular navegando en Internet o interactuando en las redes sociales. No se trata de abandonar este entretenimiento para siempre, sino de soltar el teléfono aunque sea una hora por día, y sustituirlo por una buena lectura. Esto aumentará tus niveles de empatía, y te sumará nuevos conocimientos, creatividad e inspiración.






Lo más visto...

tiempoyforma