¿Te quieres tatuar? Ten cuidado con las alergias e infecciones


Si te quieres tatuar, además de considerar que es una decisión que puede afectarte toda tu vida, debes saber que la tinta tiene un componente que se puede degradar por la exposición solar, la radicación ultravioleta o láser, poniendo así en riesgo la salud de la persona que lo lleva. 

 

Estudios revelan que hasta un 5 por ciento de las personas tatuadas pueden sufrir una infección bacteriana, alergias agudas o hipersensibilidad retardada.

Estas reacciones que pueden aparecer hasta décadas después de realizarse el tatuaje, provocan la aparición de patologías autoinmunes subyacentes. 

Asimismo, los trastornos de la pigmentación de la piel se pueden dar en el 5 o el 15 por ciento de las personas que se someten una terapia láser para eliminar el tatuaje.

Por todo ello, la Comisión Europea ha destacado la necesidad de actualizar los requisitos químicos y el etiquetado de los componentes que se usan en los tatuajes, así como analizar los riesgos que pueden suponer para la salud. Además, ha aconsejado no usar aquellos que contienen aminas aromáticas.

Precisamente, este verano la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) recomendó elegir colores azules, grises y negros a la hora de hacerse un tatuaje, porque son más fáciles de eliminar, y evitar el color rojo o naranja porque suelen provocar reacciones de rechazo.

 

 

Con información de Europa Press

Foto: YouTube





También te puede interesar...


Lo más visto...

tiempoyforma