Súper Tazón XLIX podría ser uno de los más cerrados de la historia


Patriotas de Nueva Inglaterra y Halcones Marinos de Seattle podrían protagonizar uno de los juegos más cerrados en la historia del Súper Tazón, cuya versión XLIX se disputará este domingo en el Estadio de la Universidad de Phoenix, en esta ciudad.

Suele decirse que "las ofensivas llenan estadios y las defensivas ganan campeonatos", y Halcones Marinos tiene a una defensiva encaminada a ser considerada una de las mejores de la historia, cuya profundidad la hace virtualmente impredecible, incluso de una semana a otra.

No obstante, si hay un ataque capaz de desdecir el refrán y arrebatarle el Vince Lombardi a la defensa de Seattle, ése es el comandado por el mariscal de campo Tom Brady, y con el ala cerrada Rob Gronkowski como puntal de un sistema que desdeña grandes jugadas en favor de jugadas cortas que le den un avance rápido y sostenido.

En este sentido, el duelo clave para Patriotas en el juego a disputarse este domingo en el Estadio de la Universidad de Phoenix, podría ser el que protagonizarán Gronkowski y los profundos de Seattle, Kam Chancellor y Earl Thomas.

En general, el tamaño y las buenas manos del "Gronk" lo hacen un oponente formidable para cualquier defensiva; sin embargo, en este caso es igualado por Chancellor y Sherman, quienes son apenas un poco más "pequeños" que su rival en turno y además compensan esta aparente desventaja con un golpeo contundente y una actitud agresiva.

No obstante, pese al profundo impacto de Gronkowski en el esquema del entrenador en jefe Bill Belichick, Seattle no deberá descuidar el resto del arsenal a disposición de Brady, cuya velocidad para deshacerse del balón y su visión de campo pueden hacerlo encontrar un objetivo antes de ser alcanzado por cualquier posible carga.

Con gente como el esquinero convertido en receptor Julian Edelman y sus compañeros Brandon LaFell y Danny Amendola, el entrenador en jefe "emplumado", Pete Carroll, puede estar seguro de que a Brady nunca le faltarán blancos que encontrar en la parte profunda del campo.

En total, la combinación del buen oficio de Brady y la calidad de su cuerpo de receptores alcanzó para que el ataque aéreo de Nueva Inglaterra fuera el noveno mejor del calendario regular, con media de 257.6 yardas por partido y un total de 34 touchdowns, renglón en que fue el quinto mejor.

Pero tampoco hay que dar por descontada a la ofensiva terrestre de Nueva Inglaterra, que pese a ser de media tabla en la temporada regular, recibió una inyección de calidad con la llegada, en la semana 11, del polémico corredor LeGarrette Blount.

Y aunque la defensiva contra la carrera de Seattle fue la mejor de la Liga, con apenas 185.6 yardas admitidas por encuentro, Blount y su mancuerna en el backfield azul y plata, Shane Vereen, podrían representar un inesperado reto para los apoyadores Bruce Irvin, Bobby Wagner y K.J. Wright.

Del otro lado de la línea de scrimmage, la ofensiva de Halcones Marinos tiene su mejor oportunidad de ganar en la letal dupla del corredor Marshawn Lynch, el cuarto mejor en yardas ganadas en la temporada regular, y el mariscal de campo Russell Wilson, el quarterback con más yardas por carrera.

El pasador de la franquicia "esmeralda" tiene una habilidad casi sin paralelo para rescatar jugadas que parecen "rotas", gracias a su efusividad y a su capacidad para salir por piernas cuando todas sus otras opciones fallan, lo cual vuelve virtualmente impredecible a la ofensiva de Seattle.

Belichick, sin embargo, podría tener la respuesta a esto en los apoyadores Jamie Collins y Dont'a Hightower, dos de los mejores cuando se trata de apresurar a un pasador, así como en la rotación que puede imprimir en su secundaria gracias a la calidad de los esquineros Darrelle Revis y Brandon Browner.

Con dos receptores de media tabla como Doug Baldwin y Jermaine Kearse, sumados a la predisposición de Wilson para usar las piernas, la ofensiva aérea de Seattle fue apenas la número 27 de la Liga en yardas por juego, con media de 203.1 y apenas la 22 en touchdowns marcados, con sólo 20.

Pero así como el duelo de Gronkowski contra la secundaria "esmeralda" será vital para los "Pats", el duelo entre Marshawn Lynch y Bill Belichick será la auténtica clave del juego.

Patriotas, hay que decirlo, carece del talento individual para detener al "Beast Mode"; Collins, Hightower y su compañero en el linebacker, Akeem Ayers, son más atléticos que potentes y eso es un punto a favor del corredor que acumuló mil 306 yd en la temporada regular.

No obstante, el entrenador en jefe de Nueva Inglaterra tiene en la cabeza lo que se necesita para detener la potencia y la agresividad de Lynch, quizá enviando en auxilio de sus linebackers a hombres de su secundaria como Patrick Chung y Devin McCourty.

Aunque detener en seco al corredor "emplumado" es virtualmente imposible, el objetivo de los "Pats" será frenarlo lo suficiente para que Brady y compañía hagan su parte y consigan los puntos suficientes para alzar el trofeo Vince Lombardi por cuarta ocasión en su historia.

Halcones Marinos defenderá el título logrado el año pasado este domingo a partir de las 18:30 horas tiempo local (17:30 tiempo del Centro de México), con el Estadio de la Universidad de Phoenix como escenario de la que se espera sea una batalla épica por el trofeo Vince Lombardi.






Lo más visto...

tiempoyforma