Suecia entre basura


Mónica Rius

Uno de los grandes problemas de la actualidad es la cantidad de basura que se produce en todos los países, y Suecia no es la excepción. La gran diferencia es lo que hace con ella, aunque suene raro para ellos es una gran fuente de energía.

Suecia es un país que tiene como misión llegar a tener “Cero Basura” y están a punto de alcanzarlo. Actualmente menos del 1% de la basura doméstica de los hogares en Suecia termina en tiraderos y el resto es reciclada en diferentes maneras. Claro que esto no es únicamente gracias a los habitantes de este país, el gobierno ha implementado acciones que ayudan a alcanzar este objetivo, una de ellas es la instalación de estaciones de reciclaje en zona residencial en un rango no mayor a 300 metros, con esto lo hace accesible y facilita el reciclaje para los habitantes.

Suecia ha revolucionado el concepto de basura, ha ido eliminando la idea de que la basura es únicamente un desperdicio, sin ninguna utilidad. En los últimos años la ha utilizado para transformarla en nuevos productos, gas o calor. Un gran ejemplo son las plantas de incineración de basura las cuales generan un gran porcentaje de la energía de este país.

Más del 40 % de los hogares obtiene energía para la calefacción a través de las plantas de incineración de basura. Para que nos demos una idea, aproximadamente 3 toneladas de basura contienen la misma cantidad de energía que 1 tonelada de combustible de petróleo.

En años recientes este país ha encontrado un nuevo negocio en los desperdicios, por lo que se ha convertido en un gran proveedor de servicio de importación de basura para los países cercanos como lo son Noruega, Italia, Irlanda y Reino Unido, logrando que el 30% de la basura utilizada en las plantas de incineración sea de los países que se les ofrece este servicio.

¿La energía generada en las plantas de incineración de basura se puede considerar como energía limpia? Esto depende de cómo se analice, comparada con las demás alternativas que se tiene para depositar la basura está es una gran opción, claro que el proceso de incineración se debe de llevar de una manera correcta y controlar las emisiones de gas generadas de la planta. Claro que la mejor alternativa es que el mundo produzca menos basura, pero durante este cambio la extracción de energía a través de la incineración de basura es una gran alternativa y Suecia nos ha aportado esta innovación para tener nuevas alternativas de utilización de la basura que los demás países puedan implementar en un futuro.

 

Foto: plataformaurbana


Autor: Mónica Rius

Ingeniera Química, consultora, apasionada de la naturaleza, la sustentabilidad y las energías renovables. Sus colaboraciones en Tiempo y Forma, se volverán u...






Lo más visto...

tiempoyforma