Somos uno con el todo


Seguro has escuchado en algún momento sobre "la unificación" o "todos somos uno" y sé que es algo que puedes entender por que lo estás leyendo pero ¿te has detenido un momento a pensar en realidad, qué significa eso?... El ser, la totalidad de todo, nos habla de la no separación con nada ni con nadie, es decir, tener la experiencia de saber que yo no soy distinta a ti o a una compañero de trabajo, a mis amigos, a los que no lo son o a cualquier persona en el mundo.... Porque pertenecemos todos a TODO, así los conozcas o no. Si no lo has experimentado te recomiendo vivir este tipo de experiencias en donde tú no eres distinto a nadie en esencia, sí, a lo mejor,  físicamente.

Los rasgos son diferentes o la forma de pensar, pero esas son nuestras creencias y eso crea la separación de pensar que yo, siendo bailarina, soy diferente a un abogado o a un arquitecto. ¿Qué quiero decir con esto? Mientras más unificado estás contigo, en tu núcleo social o tu núcleo de trabajo, sólo por decir algunos ejemplos, tendrás una  vivencia de tu día a día mucho más consciente y comprometida  y esto hará que puedas ser más compañero, que puedas ser más tolerante, más respetuoso y puedas ser más feliz! 

Cuando uno como bailarín está dentro de una compañía o ballet, pasa por esta experiencia de autoconocimiento y del conocimiento de los otros, que son mis compañeros, para poder vivir juntos en unidad una experiencia de pasión, de amor y de libertad..... Es una unificación completa y ni tu ni el de al lado son diferentes, simplemente somos uno mismo creando y transmitiendo. Así que, como cada semana, te invito no sólo a leer sino a vivir la vida desde diferentes ángulos. Trata de estar en unidad con todo para poder despertar la gratitud de simplemente vivir un día más.






Lo más visto...

tiempoyforma