Roma contaba con rascacielos


Los llamados insulaes o ínsulas, aplicada la palabra a la arquitectura eran construcciones que tomaban forma de más de 30 metros, pero que estaban hechas en su mayoría de madera, por lo cual ya no queda registro de tales. Sin embargo existen datos seguros y fiables de su existencia, incluso escritores y filósofos tomaron en cuenta tales construcciones diciendo que el ser humano estaba preocupado por acercarse a los dioses, que vivían en las alturas.

Las llamadas insulaes o ínsulas (palabra que proviene del latín que significa isla) eran construcciones expresamente hechas para personas de escasos recursos y no se podían pagar una vivienda con jardín, patio y habitaciones, cosa común hasta nuestros días en las urbes.

En contra de nuestra versión clásica de lo que conocemos como las ciudades antiguas que únicamente tenían los grandes edificios que conocemos como monumentos arquitectónicos, y que sobrevivieron al tiempo, edificios que eran públicos y servían para actos religiosos, de entretenimiento o políticos e incluso científicos, la verdad es que hubo grandes construcciones que desgraciadamente no podremos ver, pero podemos imaginar, en dónde la gente que no tenía cargos o que no eran importantes o ricos, vivían en comunidad dentro de los rascacielos de la época.

 

Foto: lapizarradesociales.wikispaces.com
Con información de Muyhistoria.es.






Lo más visto...

tiempoyforma