Río pasa estafeta a Tokio de la Antorcha Paralímpica


Este domingo Río se despidió de sus sorprendentes y exitosos Juegos Paralímpicos, los primeros en América Latina, entre la fiesta, la música y la emoción después de la muerte de un ciclista iraní la víspera de la clausura en el Maracaná.

El mítico templo del fútbol volvió a llenarse, con los atletas paralímpicos sentados en el gramado, mientras los fuegos artificiales anunciaban el inicio del adiós. 

El sábado, el atleta iraní Bahman Golbarnezhad, de 48 años, falleció durante la prueba de ciclismo en ruta tiñendo de luto el final de los Juegos. El primer fallecimiento registrado durante unos Paralímpicos dejó al movimiento "unido en el dolor", según describió el presidente del Comité Internacional (CPI), Philip Craven, durante su discurso.

El domingo ondearon a media asta tanto la bandera Paralímpica como la iraní, mientras que en la ceremonia se guardó un minuto de silencio en su honor. 

Como en los Juegos de Londres-2012, China fue la gran triunfadora en Río con 239 medallas (107 de oro), muy por delante de Reino Unido, Ucrania, Estados Unidos y Australia, que completaron el quinteto de honor. 

En esta edición se batieron, además, 103 récords del mundo, difuminando todavía más la frontera entre el olimpismo y el paralimpismo.

Antes de declarar clausurados los Juegos, con Tokio tomando el relevo para 2020, Craven afirmó que el gigante sudamericano había superado una complicada prueba.

Se vendieron más de 2,1 millones de tickets de los 2,5 millones disponibles. Una asistencia solo superada por Londres-2012.

La factura de la organización de los Juegos (Olímpicos y Paralímpicos) habrá costado al final 2.800 millones de dólares, la suma prevista desde 2009, aseguró el Comité.




Con información de AFP

Foto:tvn-2.com






Lo más visto...

tiempoyforma