“Qué viva México!” se presenta musicalizada en el FIC San Cristóbal


*La función formó parte de los cine conciertos del festival con música en vivo.

El cine de Sergei Eisenstein estuvo presente en la primera edición del Festival Internacional de Cine de San Cristóbal de las Casas con la proyección con musicalización en vivo de la cinta “Viva México!”, la cual fue restaurada por la filmoteca de la UNAM.

La directora general de Actividades Cinematográficas y Filmoteca de la UNAM, Guadalupe Ferrer, explicó que los negativos de esta película fueron rescatados en los años 50 y ofrecidos a la filmoteca por el Museo de Arte de Nueva York para su restauración.

La versión que se proyectó la noche de hoy en el teatro Daniel Zebadúa, corresponden a “los 8 mil pies que Jay Leyda pegó para construir la secuencias cronológicamente como la había filmado Eisenstein porque la película no s pudo terminar, no tuvo contacto con ninguno de los negativos”, destacó ante los medios.

Gracias a la intervención de Grigori Aleksandrov se logró reunir el material para completar los 3 episodios que se mostraron el día de hoy acompañados del Ensamble Cine Mudo del maestro José María Serralde Ruiz.

“En realidad hay un cuarto que se llama ‘La Soldadera’ y que nunca pudo terminar y estos tres episodios los montamos de esta manera para que pudieran recibir la música que se hacía para la ocasión y que Serralde construyó con una serie de frases, de revueltas, de música popular como ‘la sandunga’ o ‘la llorona’, o algunos toques de ‘La Adelita’”, dijo Ferrer.

Con un violín, piano, batería y percusiones, la película fue musicalizada de manera magistral conquistando al público que llenó el auditorio que incluso fue provisto de sillas extras para esta proyección especial.

“Nunca se había hecho un arreglo como se hizo para el festival pero si la habíamos proyectado y es que es un placer estético extraordinario porque hay mucha fuerza y seriedad en lo que nos está contando Eisenstein.

Él si era un extranjero que nos vino a ver pero no era cualquier extranjero, era un hombre que sabía qué movía a un pueblo para luchar”, concluyó Guadalupe Ferrer.






Lo más visto...

tiempoyforma