Por narcotizar el debate electoral pueden atorarse leyes pendientes


 

Por: Abraham Mohamed

mohacan@prodigy.net.mex


 

Por el desmadre político que provocarán las elecciones del 5 de Junio, se dificultará que en cinco días los legisladores voten las Leyes que debatirán en el Período Extraordinario de Sesiones del Congreso de la Unión, pactado por los Partidos para celebrarse del lunes 13 al viernes 17 de Junio. con todo y que haya dictámenes de las Comisiones respectivas que seguirán trabajando hasta esa fecha para llegar a consensos.

Comento esto por lo que, sobre este peliagudo asunto, soltó el panista presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth: “es que ya se narcotizó el debate electoral al sembrar veneno en la política y en la vida pública del país. Estoy de acuerdo que en política y en elecciones no todo se vale, sobre todo porque hay un día después; y un día después implica gobernabilidad, diálogo, encuentro, posibilidad de articular políticas públicas”.

Para Gil Zuarth  la pregunta es: “¿de qué manera estos tonos que se han escalado de difamaciones, de injurias, de infamias, de mentiras, de falseamientos de información, de pruebas, creación de pruebas va a afectar el diálogo democrático de nuestro país?

Habrá que ponernos a reflexionar cómo nos vamos a sentar a la mesa después del resultado electoral. ¿Cómo vamos a negociar, por ejemplo, el paquete económico si se han roto todos los códigos de confianza, todos los puentes de entendimiento y de diálogo entre los partidos políticos?.

¿Cómo decirle a alguien que ha sido falsamente acusado de vínculos con el crimen organizado que se siente a la mesa a negociar y a contribuir al desarrollo de políticas públicas con el Partido que lo acusó sin pruebas, falsamente?

El gran problema de narcotizar el debate electoral es que se rompen los puentes de diálogo, y en consecuencia creo que tienen mucha razón quienes señalan que no todo en política se vale ni tampoco que todo en política debe estar permitido”.

Y sigue su serie de preguntas Gil Zwarth:

“¿Cómo va a pedir el Gobierno de la República a un partido político cuyos candidatos han sido lastimados con acusaciones falsas que el día de mañana nos sentemos a discutir reformas de gran trascendencia?

¿Con que legitimidad puede convocar alguien que lastimó al otro, lo lastimó de manera indebida, a que le ayude a conducir los destinos del país?”.

Y termina con ésta advertencia:  “Estamos entrando a una ruta muy peligrosa de desencuentro político, y si al final todo en nuestra política es cruce de acusaciones, a ver quién termina por cerrar la puerta o quien es el último que abandona el salón”.

(Y como yo le tengo que informar lo que motivó éstas reflexiones, críticas y advertencias que acaba usted de leer, le recomiendo que se “recete” el tema comentado por los dirigentes de las fracciones partidistas que componen las Juntas de Coordinación Política, (JUCOPOs) tanto de la Cámara de Senadores como la de Diputados, para que norme mejor su criterio.)

Aquí va mi cosecha reporteril:

Con el pretexto de que las Comisiones respectivas no habían terminado sus dictámenes sobre el Sistema Nacional Anticorrupción, Mando Mixto, Regulación del uso de la Marihuana y el de la Miscelánea Penal, a los Senadores les valió gorro violar el transitorio Constitucional que establece el 28 de Mayo como fecha límite para aprobar la legislación secundaria en materia de Anticorrupción.

Ah, pero eso sí, en una reunión que para Emilio Gamboa fue inédita, logró que entre la Junta de Coordinación Política del Senado (JUCOPO) que preside y la JUCOPO de Diputados que encabeza su cuatacho César Camacho –ambos priistas- se acordara celebrar el Período Extraordinario de Sesiones para tratar estos cuatro temas pendientes, del 13 al 17 de Junio, ya pasadas las elecciones del día 5.

Los únicos que mantuvieron sólo su inconformidad verbal porque finalmente aceptaron la fecha acordada para la celebración del Período Extraordinario, fueron los panistas Fernando Herrera que coordina su bancada en el Senado y Marko Cortés en la de Diputados.

Miguel Barbosa Huerta del PRD, Manuel Bartlett del PT y Carlos Puente del Verde, los tiene más que alineados Emilio Gamboa quien por eso se ufana en afirmar que por el Pacto que se hizo entre las JUCOPOs –senadores y diputados- se va a llegar a la semana del 13 al 17 de Junio con siete leyes de siete y que en el Período Extraordinario que esos días se celebre, se buscarán los consensos para sacarlas con más de 90 votos en el Senado. Refiriéndose a la Ley Anticorrupción, el líder senatorial del PRI dijo que “es tan importante esta Ley que no puede salir con tres, cuatro o cinco votos de diferencia”, para luego  recordarles a sus compañeros que siguen diciendo que el PRI no quiso, lo siguiente: “en el primer año de gobierno se levantó el PRD, el PAN y el PT y no hubo quórum. No sé si son mayoría o les cuadre eso o no les cuadre. Nos tuvimos que quedar los priistas y los Verdes diciendo: ¿y ahora?.......enseguida, en plan de cotorreo, el perredista Miguel Barbosa soltó “fue cuando cantaron el himno?....”ya no me lo recuerdes”  -respondió Gamboa para concluir diciendo: “para que vean que sí tienen la mayoría”.

Para entender mejor esto, le diré que lo expresado por Emilio Gamboa sobre el mayoriteo senatorial, se debe a que el coordinador de los Senadores panistas, Fernando Herrera minutos antes precisó a los periodistas que el PAN busca un Sistema Nacional Anticorrupción que tenga un Fiscal independiente, autónomo, fuerte, con presupuesto propio, que prevenga, que corrija y que sancione conductas delictivas, porque la corrupción es un cáncer que corroe al país y es necesario dotarlo de un Sistema que no achique, que no disminuya, que no simule un combate frontal a la corrupción.

Y siguió el Senador Herrera: “por eso nosotros estamos en esa misma línea, sabemos que para tener este Sistema requerimos de la voluntad, de la disposición de todos los grupos parlamentarios. Si nosotros hiciéramos caso a las matemáticas del Senador Gamboa, pudiéramos generar condiciones de dictamen. Sin embargo, la realidad numérica nos lleva a la reflexión. Para convocar a un período extraordinario de necesitábamos las dos terceras partes de la Comisión Permanente que no reuníamos los Senadores, Diputados del PAN y del PRD, necesitábamos la disposición y la voluntad del PRI. Este es un Sistema que tiene que dictaminarse de manera bicamaral, o sea, disposición en la Cámara de Senadores y en la Cámara de Diputados.

La Cámara de Diputados será Cámara de origen en algunos casos y será revisora en otros y si vemos la realidad numérica de ambas Cámaras, volvemos a concluir que se requiere disposición y voluntad de todos los grupos parlamentarios para entregar un buen Sistema Nacional  Anticorrupción.”

Y concluyó el senador panista: “En la Cámara de Diputados el PRI, Verde y PANAL son algo así como 270 y aquí en la Cámara de Senadores, del PRD son 20 y nosotros del PAN 38, en total somos 58 de 128 y pues no alcanzamos a sumar mayoría”…..Alguien lo quiso cotorrear preguntando “y Bartlett del PT con quien está”? ….a lo que el Senador Herrera respondió entre carcajadas de la concurrencia: “el PT va en alianza con el PRI en todos los Estados, entonces veámoslo así….”

Como usted verá amigo lector, si este es un plan con maña del PRI para tratar las emproblemadas Leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción en el período Extraordinario de Sesiones del Congreso una semana después de las elecciones del 5 de Junio, la situación se puede complicar aún más de lo que está por lo que usted ya leyó desde el inicio de ésta columna, al menos que negocie muy bien el PRI-Gobierno con el PAN para que dichas Leyes queden lo más “chimuelas” que sea posible.

Y esa negociación puede darse con las gubernaturas en juego……

 

Autor: Abraham Mohamed Zamilpa

58 años en el periodismo que inició en su natal Tamaulipas. Reportero, columnista y director de periódicos en Reynosa, Nuevo Laredo y Tampico. Llegó e...






Lo más visto...

tiempoyforma