Pixies planea lanzar disco para el próximo año


Tras el éxito de Indie Cindy, la banda Pixies regresa al estudio de grabación para lanzar un nuevo álbum para el siguiente año, y anhelan regresar a hacer lo que hacían en los 80, escribir canciones y tocarlas en el club donde se presentaban.

Hace poco más de dos años la banda bostoniana Pixies comenzó a mostrar a sus fans los temas que formarían parte de su quinto disco de estudio. Indie Cindy representó el regreso completo de la banda luego de más de 20 años sin editar uno y el primero sin la presencia de Kim Deal, quien fuera la bajista desde los inicios del grupo en la década de los 80.

Hoy Black Francis, Joe Santiago, David Lovering y Paz Lenchantin están en uno de los mejores momentos de su carrera. Pixies está por terminar la gira de este disco y no pierden tiempo para reencontrarse en el estudio de grabación, donde ya trabajan en nueva música para un álbum, que planean lanzar en algún momento de 2016.

“Lo que hemos estado haciendo en los últimos dos meses es que, antes de concluir la gira de Indie Cindy, por primera vez hemos estado tocando canciones nuevas en los shows. La razón para hacer esto es porque hemos estado entrando al salón de ensayos para crear cosas nuevas; es divertido y funciona muy bien, pero en realidad queremos volver a hacer lo que hacíamos cuando éramos una banda chica que se estaba abriendo paso en Boston en los 80: escribir una canción y tocarla en el club donde nos íbamos a presentar.

“Por eso es que estamos tocando cosas nuevas, una o dos canciones en los conciertos. Lo que queremos hacer es sacar música nueva, sí hay planes de un disco nuevo, probablemente para 2016, es por eso que estamos listos para que, después del show en Denver, que es en tres semanas, entremos a escribir cosas nuevas en el estudio”, explicó David Lovering, baterista de Pixies, en entrevista telefónica desde Los Ángeles.

La banda originaria de Boston, Massachusetts, se formó en 1986 cuando cuatro jóvenes se reunieron para expresar sus ideas a través de una mezcla de surf, punk y rock alternativo. Su música, agrupada en cuatro discos de estudio, golpeó a una generación completa que en la década de los años 90 se rendiría a su sonido y a sus presentaciones en vivo.

Lovering confiesa que nunca imaginaron que su música tuviera tal efecto (figuras como Thom Yorke, de Radiohead, o Kurt Cobain, de Nirvana, dijeron haber sido influenciados por Pixies) y piensa que su trabajo en algún punto se volvió atemporal, es por esto que en sus conciertos el público abarca un gran espectro de edades, que va desde niños de 12 años hasta adultos de más de 50.

“En un periodo de tres años, entre el 93 y el 96, había muchos jóvenes que iban a nuestros shows, en su mayoría hombres como de mi edad o un poco más chicos. En 2004, cuando nos volvimos a reunir y tocamos en Coachella (Indio, California), fue la primera vez que me asomé al público y vi que había muchos chavitos de 12 o 13 años... ni siquiera habían nacido cuando nosotros comenzamos a tocar, ¡gente que en los 80 no existía!, pero sabían cada palabra de cada tema que estábamos tocando era surreal, nunca había visto eso y me voló la cabeza.

“El año pasado regresamos a Coachella después de diez años: volví a ver chavitos de 12 o 13 años, una nueva camada de niños que siguen cantando todas las palabras de nuestras canciones, es increíble cómo nuestro público está conformado: fans muy chiquitos hasta los papás que llevan a sus hijos a los conciertos, es increíble.

Me parece que lo que mucha gente nos ha dicho es que nuestras canciones de alguna forma son atemporales y tocaron a muchas personas, y creo que siguen teniendo ese efecto, pero lo que sí puedo decir con certeza es que somos muy afortunados por tener los fans que tenemos, porque la gente sigue yendo a nuestros conciertos a vernos y eso es maravilloso”, agregó.

 

Segunda vuelta

Después de que en 2010 Pixies se presentara por primera vez en la Ciudad de México y fuera la banda estelar de la primera edición del festival Corona Capital, será en noviembre cuando regrese para, por segunda ocasión, ser uno de los platos principales del encuentro musical capitalino.

No podemos esperar para regresar. No sabía que éramos la única banda que iba por segunda vez, es maravilloso. Mi experiencia la vez pasada que fuimos fue en verdad increíble, una experiencia sobrecogedora con los fans. Nos dimos cuenta de qué tanto les gustamos, así que volver a hacer y vivir todo eso es muy emocionante. Nunca nos imaginamos que nos iban a recibir así, creo que la Ciudad de México es una de esas ciudades en el mundo donde gustamos tanto, en realidad les gustan los Pixies, ¡les gustamos!, y eso a mí me voló la cabeza, es increíble. Seguro tendremos unos días muy divertidos”, dijo el baterista, quien agregó que durante su presentación en el festival presentarán algunos temas que ya preparan para el disco en el que trabajan.

 

Fuente: Excélsior
Foto: rukkus






Lo más visto...

tiempoyforma