Perspectivas... Lorenzo Córdova y el INE


En apenas unos meses, la nueva autoridad electoral ha sido capaz de colocarse a sí misma, lejos de la sociedad y al borde precipicio de la ausencia total de credibilidad.

La torpeza de Lorenzo Córdova como cabeza del INE ha sido total. No ha logrado el orden necesario para el desempeño del instituto que encabeza, ha dejado correr la violación y burla a la ley por parte del Partido Verde, no ha podido desacreditar la existencia de un bloque de consejeros aliados al PRI, ha tolerado que los partidos políticos lo acorrales y le demanden acciones determinadas para sancionar a sus rivales y se ha enredado de una manera dramática en el tema de la posible violencia en las elecciones en entidades como Guerrero.

El ingrediente más importante en las elecciones es, sin lugar a dudas, la confianza en la autoridad. Ese fue el eje sobre el que giró el debate que nos llevó a cambiar la estructura electoral en nuestro país. No existía confianza en la vieja autoridad encargada de vigilar los procesos electorales.

El gobierno mismo se convertía, con la participación controlada de los partidos, en la máxima autoridad. En el seno del gobierno se desarrollaba el debate sobre el proceso. Se escuchaban las quejas y se legalizaban los comicios.

Los colegios electorales en las Cámaras servía para el desahogo de quejas y malestares. Pero en general, nada más ocurría. La desconfianza simplemente se multiplicó.

Así, se dio vida, con gastos enormes de dinero, a un largo proceso político que arrancó con el reconocimiento de la izquierda y algunos cambios en el mecanismo electoral, para concluir con la aparición de una nueva autoridad electoral, en apariencia no ligada al poder y la llegada de la credencial de elector y del padrón de votantes.

La confianza fue obvia. Por más que los primeros consejeros del entonces IFE tenían evidentes lazos con fuerzas políticas. Pero al no ser favorables al oficialismo, las cosas avanzaron bien.

Pero el tiempo demostró que todo habría de ser temporal. Poco a poco, como en todo lo que tocan los partidos políticos, la “ciudadanización” de la autoridad electoral se perdió. Y aparecieron las “cuotas” partidistas.

Ahora, con una nueva reforma a las muchas reformas que en materia electoral se han realizado en el país, se dio vida al INE. Y los nuevos consejeros fueron negociados entre los partidos. Y como es de suponer. El PRI se llevó la mejor parte.

Así, en estos momentos, Lorenzo Córdova tiene preocupaciones más importantes que resolver, que aquella que le obliga a responder a la confianza ciudadana.

Y los consejeros que le acompañan ni siquiera disimulan sus afanes por quedar bien con quienes les dieron la posición.

Así, el problema de la violencia en Guerrero por ejemplo, se maneja con grandes contradicciones y enorme tibieza. La idea del bloque de consejeros favorable al PRI ni siquiera es desmentida. La presión de los partidos políticos para tomar tal o cual decisión, es negociada sin tener en cuenta la normatividad interna.

Pero el caso del Partido Verde sería el más importante.

Las violaciones a la ley por parte de los verdes es más que obvia. Se aceptan mentiras abiertas y se respalda con el silencio, el beneficio y el quebrantamiento del principio de equidad que el INE está obligado a mantener.

El Verde sabe que cuenta con el respaldo absoluto del gobierno federal y del PRI. Y sabe que dentro del INE hay consejeros cuya función es detener cualquier intento por aplicar sanciones realmente efectiva ante su actitud.

Lorenzo Córdova no pudo resolver el problema de fondo de la autoridad electoral. Y en un tiempo realmente corto, ha llevado al INE y con él a todo el proceso democrático, a una posición en la que, pase lo que pase, el resultado final será el del descrédito y la desconfianza que, a querer o no, tendrá costos elevados en la legitimidad de quienes resulten electos.

En pocas palabras, Lorenzo Córdova regreso al país a los tiempos en los que el gobierno decidía el quién, el cómo y el cuándo en todos los procesos electorales.


Autor: Norberto de Aquino

Especialista en política nacional con amplia experiencia profesional en áreas de publicación y asesorías a nivel presidencial. Vasto conocimiento de relacio...






Lo más visto...

tiempoyforma